El acceso a la nube:¿neutrality o commodity?

Captura de pantalla 2010-05-17 a las 00.28.58 Las empresas de telefonía se están moviendo rápidamente y sin escatimar esfuerzos para adaptarse a la nueva realidad económica en torno  al acceso a Internet que marcarán los modelos de negocio del futuro. Desde hace años los ingresos por voz han ido disminuyendo a medida que aumentaban los ingresos procedentes por la transmisión de datos. Teniendo en cuenta que los mayores ingresos y el aumento del ARPU (Average Revenue Per User) proviene de la transmision de datos y que el acceso, sobre todo en los países desarrollados, se percibe cada vez más como una commodity no es extraño que los operadores esten experimentando importantes movimientos en su estrategia de crecimiento.

La expansión geográfica orientada a la conquista de nuevos países no es nueva, pero las oportunidades son cada vez más escasas y más caras. Es evidente que el crecimiento de los operadores está íntimamente ligado al desarrollo económico de los países emergentes como China, India, o Brasil que se convertirán en pocos años en el verdadero maná de las telecos, cada vez más obligadas  a convertirse en mega-empresas globales. El pulso entre Telefonica y Portugal Telecom por Vivo pone de manifiesto la necesidad de los operadores por crecer en nuevos mercados, siendo Brasil sin duda uno de los de mayor potencial.

Por otra parte  la irrupción de nuevos dispositivos y con ellos los cambios en los hábitos de acceso a la Red ha pillado a los operadores con el pie cambiado, teniendo que plegarse  a las condiciones de los nuevos agentes más acostumbrados a moverse en el mundo de Internet. Gracias al iPhone el churn o  tasa de abandono de clientes de ATT ha disminuido notablemente, al tiempo que aumentaba la de su mayor competidor Verizon, que no comercializa el dispositivo de Apple.

El nuevo modelo de Internet basado en el “cloud computing” también afecta de forma directa a los operadores. Por ello han sido éstos los más interesados en abrir el debate sobre la Net Neutrality. En la economía de la nuebe el acceso es una pieza fundamental, pero las telecos acostumbradas a modelos de “jardín vallado” como el de la telefonía móvil, se han visto sobrepasados por la llegada de los nuevos dispositivos móviles, smartphones, tablets, etc. Hay que recordar que hace apenas una década  los operadores de todo el mundo como Vivendi, AOL o la propia Telefónica se lanzaron a la compra de empresas de contenidos, tras la crisis puntocom, procedieron a desprenderse rápidamente de sus filiales de contenidos para centrarse en el acceso y  servicios.

Todo esto, de una forma más que resumida, forma parte de un debate, el de la Net Neutrality, de gran calado, que no ha hecho más que empezar. Debate que va más allá de la lucha comercial entre empresas ya que puede tener implicaciones sobre el modelo de desarrollo de la Sociedad de la Información. El modelo de progreso para el siglo XXI pasa por el debate aquí planteado en un entorno de gran complejidad técnico–jurídica  que debería planterase como un gran reto para los gobiernos, que desafortunadamente siguen inmersos en modelos del siglo XIX.

Captura de pantalla 2010-05-16 a las 20.41.46

3 opiniones en “El acceso a la nube:¿neutrality o commodity?”

  1. Pregunta al autor y al público lector:
    – Supongamos que uno tiene que enfrentarse a una operación a corazón abierto con un especialista, digamos, en Sevilla. La operación es a vida o muerte. Resulta que el mayor experto mundial del asunto está en Houston, y, a tiro de banda ancha, puede ver las constantes vitales y todos los detalles de la operación por vídeo desde allí.
    El ISP X comercializa el producto “opérese con alta calidad de conexión” para tele-medicina.
    ¿pagaríais por aumentar la calidad de esa conexión? Es decir, por discriminar muy positivamente esos bytes de información que te pueden salvar la vida.
    Es más. ¿pagarías porque tal vez esa conexión no fuera por Internet, sino por una red privada sanitaria muchísimo más segura y con calidad garantizada?
    Pues, seguramente sí. Y, es más, semejantes inversiones jamás se acometerían con una red “neutral”.
    Parece bastante poco “liberal” pretender que no podamos los ciudadanos libremente pagar un premium por la mejora de ciertos servicios. La neutralidad de la red, tal como se enuncia, no parece tener tanto sostén teórico como aparenta. Los ISPs, si son capaces de elevar el debate, tienen una victoria muy fácil en este asunto.

  2. El café para todos no existe.
    Habrá tarifas premium o cobrar por peso de los datos.
    No se puede cobrar lo mismo a diferentes tipos de consumidores: No van a pagar igual el que quiere video HD, el que quiere solamente video o el que simplemente quiere acceso a internet y consultar el correo.
    Si se cobra lo mismo los usuarios que usan menos el servico serían perjudicados.
    Se va a otro tipo de tarifación: Cuando se instaure la VozIP se pagará por peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *