Sexo, HTML5 y cintas de vídeo

No vamos a descubrir nada nuevo si aseguramos que el sexo es uno de los motores del mundo, y tampoco sorprenderá si sostenemos que el sexo ha sido y sigue siendo uno de los impulsores del cambio tecnológico, o al menos su influencia ha sido determinante.

El éxito del iPad ha sacado a la luz la batalla larvada entre algunas empresas tecnológicas lideradas por Apple contra el Flash, la aplicación multimedia de Adobe utilizada para animaciones, video, etc. Como es sabido, ni en los iPhone ni en los iPad se pueden visualizar ninguna aplicación que se haya desarrollado utilizando flash.

Más allá de los intereses comerciales que esconde la batalla por imponer uno u otro sistema, los expertos sostienen que HTML5 (Hyper Test Markup Language, versión 5es el futuro de la web, al tratarse de un estandar abierto basado, como HTML, en etiquetas y atributos que “enriquecen” la información para los navegadores y que permitirá avanzar hacia la web semántica.

Las batallas por el control e imposición de un formato sobre otro se han sucedido a lo largo de la historia.  La más conocida y documentada se produjo entre la década de los 70 y los 80 del pasado siglo por un estándar para las cintas de vídeo. Por una parte, el Betamax de Sony contra  el VHS de JVC. Aunque Beta ofrecía mejor resolucion y calidad fue finalmente VHS quien se impuso mundialmente. La  razón más extendida para que se impusiera este formato es que la industria del porno lo prefirió mayoritariamente, decantando claramente la balanza.

Volviendo a Internet, algunas páginas de porno como YouPorn han anunciado su interés por pasarse a HTML5. Como sostiene Shantanu Narayen CEO de Adobe “al final será el usuario el que decida”. Si la decisión de la popular página de sexo es seguida por el resto de la industria pornográfica, la historia podría volver  a repetirse.