MWC 2017: La inteligencia toma la feria

Artículo publicado en El País el 25/02/2017

Un año más está aquí el Mobile World Congress, la feria tecnológica más importante de Europa y una de las referencias de todo el mundo. Nótese que hacemos hincapié conscientemente en que es “tecnológica” porque, aunque el protagonista sigue siendo el mobile, la feria cada vez más lo trasciende, abarcando el mundo digital en su conjunto. Muestra también del imparable proceso de convergencia en el que la tecnología se ve sumida y en el que el “mobile” funciona como puente entre los nuevos ecosistemas que se están constituyendo y que se superponen. En este sentido, las plataformas serán uno de los ámbitos más relevantes de la feria de este año.

La conquista digital de nuevos entornos se sucede. Destaca en esta edición el coche conectado como el nuevo entorno en el que confluyen plataformas, hardware y aplicaciones, y en el que el mobile actúa como aglutinador y puente con otros ecosistemas como la smart home o la Internet de las cosas (IoT).

Pero si hubiera que anticipar un claro protagonista en el MWC17, este sería, sin duda, la inteligencia artificial, que ya empieza a formar parte de nuestro entorno más cercano, a veces sin darnos cuenta. La “tangibilización” de su uso se manifiesta, como se pondrá de manifiesto en esta edición en innumerables servicios, ya sea en forma de bots, sistemas de análisis de big data, reconocimientos de imágenes o biométrico. Otro de los principales atractivos de la feria será, previsiblemente, el auge de los asistentes personales mediante voz. Lenovo, Huawei o Google, entre otros, aprovecharán a buen seguro la feria de este año para mostrar sus novedades en este campo.

Este año se cumple el décimo aniversario del iPhone de Apple. Su lanzamiento supuso el auge de las pantallas táctiles. Superada esta primera fase, nos adentramos en otra en la que comenzamos a interactuar a través de la voz que se convertirá en el interfaz predominante en los próximos años. La convergencia entre la inteligencia artificial y la voz dará comienzo a una nueva era de interfaces en la que pasaremos de “tocar” la tecnología a hablar con ella

Respecto a las presentaciones de nuevos dispositivos, que siguen siendo uno de los principales reclamos de la feria, parece que este año, a la espera de sorpresas de última hora, no nos deparará innovaciones tan disruptivas como en otras ediciones. Se esperaba que Samsung aprovechara el MWC para hacer la presentación del Galaxy 8, después de su annus horríbilis debido a las explosiones de las baterías del Note7, que precisamente se presentó en la pasada edición del MWC. Sin embargo, parece lógico que la compañía coreana no quiera arriesgarse a un nuevo fiasco intentando llegar al mercado antes de tiempo.

Además, habrá que estar atentos a las habituales presentaciones de nuevos modelos cada vez más potentes en prestaciones y con nuevas funcionalidades como las cámaras duales de la gama alta de Huawei o el ZTE Gigabit, con capacidad para conexiones a velocidades de gigabit, modelo que se anticipa a las posibilidades que ofrecerán las nuevas redes 5G que también tendrán un espacio relevante este año en Barcelona. También cabría destacar el regreso de Nokia en su nueva andadura sin Microsoft y en alianza con FoxConn, la empresa china proveedora de los principales fabricantes de móviles de todo el mundo, que tiene previsto reemplazar a más del 50% de su plantilla por robots. Otro síntoma de los tiempos de transformación que está experimentando el sector.

Aunque es posible que se puedan ver algunos prototipos de teléfonos flexibles o dobles pantallas, todavía parece pronto para su explotación masiva. Tampoco es previsible que vayamos a encontrar grandes novedades en el campo de las tabletas o al menos no lo suficientemente significativas para revertir la imparable caída de su venta a nivel mundial.

Por su parte, la realidad virtual, la realidad aumentada y el vídeo 360 recobran protagonismo en su convergencia con el mundo material, dando lugar a la denomina realidad mixta (mixed reality) que abre posibilidades insospechadas para el mundo del entretenimiento en general y de los videojuegos en particular.

Parece por tanto que la inteligencia artificial se confirma como el catalizador de las diferentes tecnologías que confluyen bajo el paraguas del mobile, inaugurando una nueva era. El MWC celebra su 12 edición desde que se realiza en nuestro país y podemos volver asegurar que la transformación mobile no ha hecho más que empezar. Ajústense los cinturones que vienen curvas.

#MWC2015

#MWC2015Coincidiendo con la inauguración de la última edicición del #MWC2015 desde evoca imagen publicamos en el diario El País el artículo que a continuación reproduzco. Al mismo tiempo realizamos una infografía con 10 datos que sirven para ilustrar el estado actual del mercado móvil.

El sector del móvil se ha convertido en uno de los motores de crecimiento de la economía global y probablemente en uno de los que la crisis económica ha afectado en menor media. Se estima que el sector móvil alcanzó durante el pasado año 3,3 billones de dólares (millones de millones) a nivel mundial y que es directamente responsable de once millones de puestos de trabajo. Al finalizar 2014 existían alrededor de 7.100 millones de suscriptores de móviles, de los cuales 2.700 corresponden a teléfonos inteligentes. Todas las previsiones de crecimiento son espectaculares. Un dato más: para 2020 el 90% de la población mundial de más de 6 años de edad dispondrá de un teléfono móvil.

En este contexto, la primera semana del mes de marzo abre sus puertas en Barcelona la XI edición del Mobile Word Congress, la feria de referencia del mundo de los móviles, en la que cada año se agolpan las presentaciones y novedades de tecnologías, dispositivos, redes y servicios. El móvil se ha configurado como un ecosistema en constante evolución, y cada vez más complejo y diverso. Con el ánimo de ayudar a interpretar la avalancha de novedades y no perdernos, hemos seleccionado 10 claves fundamentales que recogemos a continuación.

MÓVIL PAGO.

Llevamos años escuchando que éste sería el definitivo para el despegue masivo del pago a través del móvil y, aunque tecnológicamente existen diferentes soluciones, la realidad es que hasta la fecha no ha sido así. La razón abría que buscarla en los intereses enfrentados de los distintos agentes implicados: operadores, fabricantes de dispositivos móviles y de tarjetas, bancos, nuevos medios de pago y las tecnológicas, ninguno ha conseguido el uso extensivo de una solución estándar. Mientras Apple en alianza con American Express o Samsung con Visa se han decantado por la tecnología NFC (Near Field Communication) al incorporarla en el lanzamiento de sus nuevos dispositivos, Google está trabajando en Google Plaso, una solución basada en tecnología Bluetooth de inminente lanzamiento.

CHAT APPS.

Las “messaging apps” como WhatsApp, Snapchat, o Line, entre otras, son sin duda uno de los servicios que más impacto han tenido en la forma de comunicamos. Estas aplicaciones, que nacieron como medio asíncrono de comunicación, principalmente entre los más jóvenes, están evolucionando rápidamente para desarrollar nuevos servicios. Por ejemplo, Snapchat ha anunciado que comenzará a ofrecer a los usuarios contenido editorial original. Para ello contará con la colaboración de ESPN, CNN o National Geographic. Por su parte Line, con más 500 millones de usuarios, acaba de presentar Line@: una plataforma para pequeñas y medianas empresas y usuarios profesionales que permitirá la comunicación con sus clientes. Además, está previsto que incorpore próximamente un servicio para realizar pagos. En este sentido, la capacidad que tiene de llegar a un público joven no bancarizado la sitúa en una posición privilegiada para explorar nuevos modelos de negocio.

WEARABLES.

En apenas un par de años, desde la llegada de los denominados “wearables” -pulseras relojes- su crecimiento ha sido exponencial, impulsando y enriqueciendo el ecosistema móvil. Los wearables se han convertido en un importante mercado que ofrece infinidad de nuevos negocios vinculados a los datos y que ya están trasformado sectores como la salud o la publicidad. Según los datos aportados por Business Insider, si 2014 se cerró con unas ventas globales de unos 33 millones de dispositivos, en 2019 se podrían alcanzar los 148 millones. De los diferentes dispositivos que conforman los “wearables”, los relojes inteligentes (smartwatches) parecen ser la estrella protagonista, representando el 59% del total de los vendidos.

COCHES CONECTADOS.

A la espera de la llegada de los coches sin conductor, asistimos a una carrera para conectarlos a Internet e integrar servicios de apps. A la conquista de este nuevo mercado se han lanzado fabricantes, operadores o empresas tecnológicas pero, una vez más, los diferentes intereses y prioridades pueden convertirse en un importante obstáculo. Como sucede con el móvil pago, empiezan a consolidarse alianzas y asociaciones entre los diferentes protagonistas como General Motors con AT&T o Chrysler con Sprint Nextel. A pesar del las barreras y obstáculos a las que se enfrente el sector, si las comparamos con otros, el mercado global de coches conectados, que incluye dispositivos, software, apps, etc. superó según el GSMA en 2012 los 13.000 millones de dólares y se prevé que alcance los 39.000 millones en 2018.

HACIA EL 5G.

Aunque el despliegue de redes LTE (4G) sigue a buen ritmo, ya existen alrededor de 400 millones de suscriptores, parece que todavía es un número insuficiente para satisfacer las necesidades de conexión del futuro. Todo apunta a que la Internet de las Cosas (IOT) represente que en 2020 existan más de 50.000 dispositivos conectados. Por todo ello, ya se está planificando el desarrollo de la 5ª generación de redes y, según la UIT, las primeras pruebas podrían empezar a realizarse en 2018. Los experimentos que se están llevando a cabo sobre redes 5G alcanzan velocidades de 1Gbps, lo que supone poder descargar una película en alta definición en menos de 30 segundos.

PHABLETS.

Este año uno de los protagonistas de la feria será, sin duda, las diferentes versiones de los denominados Phablets: un híbrido entre smartphone y tableta cuya pantalla tiene un tamaño de entre 5-8 pulgadas. Mientras los smartphone crecen en tamaño para parecerse a las tabletas, sus ventas se resienten significativamente. Por primera vez desde su aparición el mercado de tabletas ha descendido un 3% durante el último trimestre del año. Según las previsiones, las ventas de los Phablets en 2019 triplicarán a la de las tabletas. El aumento del tamaño de las pantallas puede estar relacionado con el consumo que los usuarios hacen de servicios y contenidos, lo que puede tener importantes consecuencias en el crecimiento de la inversión publicitaria en móvil.

BEACONS.

Los beacons o balizas son pequeños componentes de hardware de bajo coste. Se colocan en el interior de cualquier tipo de establecimiento, facilitando la localización, el seguimiento y la comunicación mediante la tecnología bluetooth, lo que les permite ofrecer promociones u otro tipo de información o servicio. Su despliegue ha comenzado ya y las previsiones son espectaculares. Según ABI Research’s, en 2019 más de 60 millones de balizas estarán operativas en cualquier tipo de comercio. Las cada vez más factibles soluciones de hardware y software que permiten utilizar los dispositivos móviles como punto de venta (mPOS) en establecimientos presagian una profunda transformación en el sector retail.

Con la Internet de las cosas confluyen varias tendencias de consumo global: el creciente interés por la salud y el ejercicio físico, la moda de los “wearables” o la preocupación por la alimentación saludable, son solo algunos de los ejemplos. Ello explica que muchas marcas provenientes de diferentes sectores apuesten por impulsar su componente tecnológico ya sea a través de alianzas o de adquisiciones. Es el caso de Under Armour, la compañía de ropa deportiva que ha anunciado la reciente compra de MyFitnessPal por 475 millones de dólares, o la de Endomondo por 85, convirtiéndose en la mayor comunidad online del mundo. Además, y según fuentes conocedoras de la operación, también estarían colaborando con HTC en el desarrollo de su primer “smartwatch”, noticia que podría anunciarse durante la celebración del Congreso.

APPLE.

Aunque por tradición siempre está ausente de este tipo de eventos, una vez más su alargada sombra llegará hasta los pabellones de la Feria. El sector, siempre atento a los movimientos de la empresa de la manzana, seguro que tendrá muy en cuenta los últimos resultados publicados y que corresponden a su primer trimestre fiscal. Durante este periodo Apple ha registrado unos ingresos de 74.600 millones de dólares, un record sin precedente. Y su gran estrella sigue siendo el iPhone, que representa el 69% de sus ingresos. En total vendió 74,5 millones de unidades del dispositivo, lo que supone un incremento de un 46% si se compara con el mismo periodo del año anterior, y que equivale a vender 34.000 teléfonos a la hora.

infografia-economia-movil-web

Los medios en su laberinto

mediosdigitales laberinto

Cuanto mas avanzamos en el desarrollo de los negocios de internet más complejos y contradictorios parecen, sobre todo en lo que se refiere a los medios digitales. Todo lo que hasta ayer parecían certezas transmutan en poco tiempo para volverse del revés. Si bien es cierto que tenemos un idea aproximada de las nuevas reglas del juego que gobiernan el mundo digital, parece que nos falta ajustar la “letra pequeña” del negocio.

La red es líquida, cambiante y viva. Su propia dinámica de transformación constante conlleva efectos inciertos y contradictorios. Las certezas duran lo que se tarda en leer esta entrada. Los medios siguen siendo el sector que más sufre la vertiginosa dinámica de la Red, habiéndose convertido en un laboratorio de experimentación de las novedades e innovaciones que más tarde impactarán en el resto de sectores. Éstas son algunas de las tendencias de los últimos tiempos pero, si no les gustan, pronto habrá otras:

1. La “home” ha muerto.

El auge de las redes sociales ha modificado los hábitos de acceso y consumo de la información. Los usuarios aterrizan en los sitios de información a través de enlaces que han encontrado en las redes sociales. El número de lectores que lo hacen a través de la pagina principal desciende rápidamente. Ya lo anticipaba el New York Times en su informe Innovation, estudio que ya se ha convertido en referencia para el sector:

“Traffic to the home page has been declining, month after month, for years. Traffic to section fronts is negligible. Traffic on our mobile apps, which are mostly downstream replicas of our home page and section fronts, has declined as well.”

Mientras esto sucede, los anunciantes siguen prefiriendo estar en la “home”despreciando el resto del inventario.

2. El tráfico social se incrementa “peligrosamente”.

Para medios como Buzzfeed, el 75% del tráfico proviene de redes sociales. Lo que podría parecer una gran noticia para algunos pronto podría convertirse en un gran riesgo. Es evidente que los medios tienen que aprovechar y posicionarse donde está la audiencia. Pero, una vez más, corren el riego de ceder, más si cabe de lo que ya lo han hecho, el control de las distribución, convirtiéndose en el eslabón más débil de la cadena. Algunos medios han llegado al extremo de publicar directamente sus contenidos en las redes sociales, es el caso de NowThis que ha firmado un acuerdo para crear vídeos de noticias de última hora en exclusiva para Twitter.

3. De productos a servicios.

Si coincidiendo con el fin del siglo pasado fuimos testigo de la “napsterizacion” de los modelos de distribución de contenidos, en la actualidad asistimos a la “spotifycación” de los modelos de negocio. En definitiva, la transformación de productos en servicios. Esta tendencia que parece estar dando buenos resultados en otros sectores no ha conseguido concretarse en una solución exitosa en el caso del consumo de información. Amazon, que ya hizo un movimiento parecido en el sector editorial, tienen muchas oportunidades de intentarlo con éxito a través de un hipotético “Kindle Post”.

4. El tráfico móvil.

Aunque el tráfico móvil para los medios no para de crecer, la publicidad no lo hace proporcionalmente. La atención se ha desplazado al móvil pero, por el momento, no ha arrastrado consigo la atención de los anunciantes. Varios factores pueden servir de explicación, como la falta de un estándar de medición consensuado por el sector para cuantificar tráfico desde dispositivos móviles, la necesidad de encontrar formatos apropiados y diferenciales para móviles y tabletas o las barreras relativas a la “percepción por parte del anunciante” que conlleva apostar por un nuevo canal cuando aún no se ha consolidado el anterior.

5. El poder de las marcas tradicionales.

Reconocidas incluso entre los más jóvenes, las marcas tradicionales ya no son capaces de alcanzar un alto grado de fidelización. Los lectores siguen siendo infieles y promiscuos dificultando, salvo contadas excepciones, que los modelos de membresía sean acogidos por un número significativo de usuarios

Una vez más “cuando parecía que teníamos las respuestas nos cambiaron las preguntas…”

Zite & Flipboard, la información en la era mobile

Flipboard ziteCuando aún no se han apagado los ecos de la compra de WhatsApp por Facebook, una nueva operación vuelve a poner de manifiesto el interés y necesidad de las empresas digitales por posicionarse en el mundo mobile. El pasado día 5 de marzo se conocía que Flipboard, una revista personalizada creada  a partir de contenidos subidos a las  redes sociales y de webs de noticias, compraba Zite a CNN Wordwide, su actual propietaria.

Ni por volumen, alrededor de 60 millones de dólares frente a los 19.000 pagados por WhatsApp, ni por número de usuarios, este nuevo movimiento empresarial, al que no es difícil imaginar que pronto le seguirán otros, tendrá el mismo impacto mediático. Pero por sus peculiaridades, la unión de Flipboard y Zite, no deja de tener gran interés, sobre todo, por las posibles repercusiones en el futuro para el desarrollo de nuevos modelos relacionados con el  sector de la información.

Zite es un servicio “mobile puro”, es decir, una aplicación pensada por y para dispositivos móviles: smartphone y tablets. Básicamente se trata de un agregador inteligente de noticias que permite un alto grado de personalización y que aprende a partir de las preferencias y valoraciones del usuario, uno de los aspectos fundamentales para su compra según la nota de prensa que comunicaba la operación.

Pese a su corta vida, la aplicación que originalmente sólo estaba disponible para IOS fue lanzada en 2011, Zite presenta una intensa carrera. A penas cinco meses después de su lanzamiento fue adquirida por CNN, filial de Time Warner, por una cantidad no desvelada pero que alguna fuentes cuantificó en torno a los 20 millones de dólares. En apenas tres años vuelve a cambiar de manos. Por su parte, CNN no quiere desvincularse del todo y como parte del acuerdo Flipboard lanzará varias de sus revistas a través de su plataforma.

Zite es la plataforma “nativa mobile” que mejor ha desarrollado un modelo de servicio de noticias, un “spotify” de noticias personalizado y enriquecido con la experiencia y uso del lector. Zite, en definitiva, ofrece la posibilidad de disponer de un servicio de noticias en forma de flujo informativo personalizado. Como aseguró entonces KC Estenson, gerente general de CNN Digital, “Zite representa la siguiente generación para el descubrimiento y publicación de contenidos personalizados”. Modelos líquidos para nuevos entornos cambiantes en busca de su supervivencia.

La necesidad de tener una posición de liderazgo en el mobile ha agitado el sector y parece que Facebook quiere ganar esta carrera a cualquier coste. A pesar de tener su propio servicio de intercambio de fotos compró Instagram por 1.000 millones de dólares. Aún habiendo invertido en el desarrollo de Facebook Messages la compañía de Mark Zuckerberg acaba de comprar WhatsApp y hace unas semanas anunció el lanzamiento de Paper, un agregador con muchas similitudes a Flipboard. Con la compra de Zite Flipboard se convierte en líder indiscutible de su categoría, la de los “agregadores inteligentes” de noticias. Acabará comprándola Facebook?

Articulo publicado previamente en Informativostelecinco.com

Medios líquidos: el cambio de estado de los medios

medios liquidosLa semana pasada se celebró en Santander el curso de verano “Nuevos medios, nuevas oportunidades: informar y comunicar en la sociedad 2.0” organizado por la Asociación de la Prensa de Cantabria. Mi ponencia titulada “Medios líquidos para tiempos de cambio” pretendía, a partir de la teoría de Bauman sobre la sociedad líquida, reinterpretar la transformación que están experimentando la industria de medios como un cambio de estado físico, de un modelo sólido y estructurado al actual panorama  más complejo e incierto.

[iframe src=”http://www.slideshare.net/slideshow/embed_code/23646504″ width=”427″ height=”356″]

 
El “cambio de estado” afecta a todas y cada una de los eslabones que constituyen la cadena de valor de la información:

 

Las instituciones

  • Internet es un cisne negro que lo ha transformado todo, ya nada es como era
  • Nuestro conocimiento del pasado no sirve para interpretar el futuro
  • Asistimos a la desintegración del modelo de instituciones periodísticas.
  • Hasta ahora las instituciones periodísticas eran un negocio con cierta vocación de servicio público
  • Si Google despidiera de forma sistemática a ingenieros desaparecería en poco tiempo, ¿por qué los medios despiden a sus “ingenieros de la información”?
  • La desaparición de las instituciones cambia el modelo de organización de los periodistas

El negocio digital

La información

  • Redes: la información como stream
  • Quartz es actualmente el referente de la streamificación de la información
  • La nueva era de los agregadores inteligentes es la manifestación de la evolución de la información de productos a servicios
  • En entorno líquidos la información  fluye hacia donde exista menos resistencia

Los profesionales

  • En los entornos líquidos hay que aprender a convivir con la incertidumbre
  • Se puede hacer periodismo sin medios, pero no se puede hacer sin periodistas
  • De la integración de redacciones a las #REDacciones
  • Los medios líquidos no significa “evaporar a los periodistas”

Apple y la ‘obsolescencia creativa’ (redifusión)

Podría pensarse que la vida de uso de un producto va en función de la calidad del mismo y dado que todo fabricante aspira a ofrecer productos de gran calidad, cualquier producto debería tener, si no una vida ilimitada, si la mayor duración real posible. Pero, como todos sabemos, en realidad, esto apenas sucede ya que los fabricantes, desde las primeras fases de su diseño inicial, planifican y delimitan de antemano cuánto debe durar un producto o servicio. Es lo que ha venido a denominarse la obsolescencia programada u obsolescencia planificada. Huelga decir que, en gran medida, este modelo, nos guste o no, es uno de los motores de la economía de mercado.

Precisamente la estrategia de Apple, orientada a potenciar la obsolescencia programada, es para el economista Paul Krugman una de las causas que explica su éxito y, más importante aún, la razón por la cual el iPhone 5 se convertirá en un importante estímulo para la economía de los EEUU. Según las estimaciones de JP Morgan, el nuevo teléfono inteligente de Apple podría incrementar durante el último trimestre de 2012 entre un cuarto y medio punto porcentual el crecimiento del PIB en los EEUU.

Ciertamente, como bien demuestra su último lanzamiento, Apple se ha convertido en el rey de la obsolescencia planificada. Pero, frente a los modelos que podemos considerar más recurrentes, orientados a diseñar y fabricar productos que se estropean o que dejan de funcionar correctamente pasado cierto tiempo, la obsolescencia planificada de Apple resulta más sutil y sofisticada ya que se basa en ofrecer productos mejores y más innovadores a pesar de que el modelo anterior siga siendo útil y operativo.

Sin embargo, en esta ocasión Apple ha recibido más críticas de lo que suele ser habitual. En este caso se deben principalmente a la incorporación de un nuevo conector de 8 pins llamado Lightning. El cambio, en contra de la tendencia generalizada del resto del sector, ha sido presentado por la compañía de la manzana como una innovación indispensable e inevitable para poder disminuir algunos milímetros el grosor del aparato, lo que implica que todos los usuarios que utilizan accesorios como, por ejemplo, unos altavoces se vean obligados a comprar un adaptador. No parece que fuera una demanda generalizada de los usuarios, pero gran parte de ellos lo percibe como una mejora aunque implique un gasto adicional. Este vertiginoso proceso de sacar productos anualmente con constantes innovaciones esconde también una intencionalidad destinada a imponer estándares de facto. Ya ocurrió con las tarjetas micro-SIM y parece que va a suceder lo mismo con su conector.

¿Se imaginan tener que cambiar de lavadora, lavaplatos o incluso de TV cada año debido a una mejora tecnológica? Lo que para otras industrias sería una temeridad para el mundo de los dispositivos móviles, y más concretamente en el caso de Apple, resulta ser la quinta esencia de su negocio. Entonces, ¿dónde se encuentra la línea roja entre la innovación que aporta mejoras sustanciales y los cambios superfluos orientados a crear la falsa necesidad de cambiar de dispositivo casi anualmente? Como siempre los usuarios tienen la palabra.

Se podría pensar que ante esta situación muchos se rebelarían por tener que desembolsar periódicamente una elevada cantidad. Pero los números son tozudos y nuevamente parecen darle la razón a Apple. Según datos de la propia compañía, durante el primer fin de semana desde el lanzamiento del iPhone 5 se vendieron más de 5 millones de unidades, lo que significa que todas las estimaciones hechas por los analistas con anterioridad han resultado ampliamente superadas. Más aún, según la consultora aytm.com el 87% de los actuales propietarios de algún modelo anterior estarían dispuesto a comprar el nuevo iPhone 5.

Hace más de 70 años otro economista, Joseph Schumpeter popularizó el concepto de “destrucción creativa” para describir el proceso de regeneración de los ciclos económicos, en el que la renovación de los modelos antiguos, gracias a la innovación, era el motor que transformaba a las personas y a las organizaciones favoreciendo el crecimiento económico. No cabe duda de que Apple ha sabido innovar también en las teorías económicas, convirtiéndose en el precursor de la ‘obsolescencia creativa’.

(Este post se basa en el artículo publicado el 26 de septiembre de 2012 en la Cadena Ser,  en la sección de tecnología).

Bienvenidos a la era post-PC

Un año más se ha celebrado en Barcelona el Mobile World Congress la feria internacional más importante sobre el, cada vez más complejo y diverso, “mundo en movilidad”. Diverso porque la convergencia durante los dos últimos años en el sector ha sido tan rápida que los teléfonos móviles son sólo una parte de la industria móvil, ya que los teléfonos inteligentes, ereaders, tabletas, consolas… son cada vez más relevantes en el nuevo ecosistema de dispositivos “móviles”. Y complejo porque, al igual que sucediera con Internet, los nuevos servicios están desplazando a los modelos de negocio, desde las operadoras, a las plataformas o a los proveedores de servicios.

Las previsiones del sector presentan números sorprendentes. Según un reciente estudio de Forrester, en el año 2016 las ventas anuales de smartphone superarán los 1.000 millones de dispositivos y el mercado de aplicaciones los 55.000 millones de dólares. Otro dato revelador es que el tráfico móvil de datos del pasado año fue ya ocho veces el equivalente al tamaño que tenía todo Internet en el año 2000. Los augurios que realizábamos al comienzo de la década al asegurar que el futuro del acceso a Internet sería móvil son ya una realidad.

Durante más de 30 años el PC ha sido el rey indiscutible de la computación en el ámbito profesional y en el personal. Pero la llegada de los smarphone y de las tabletas han acabado con su hegemonía. Según la consultora Morgan Stanley, el pasado 2011 la suma de estos dos superó el número de PCs y la tendencia parece imparable, en 2020 el número de dispositivos móviles conectados podría sobrepasar los 10.000 millones. A tenor de estos datos parece que es el único sector inerme a la crisis

Al tiempo que su número crece, los nuevos dispositivos conectados a Internet están creando un nuevo modelo económico “en la nube”, vinculado al acceso y a los servicios de valor añadido. Mientras, continúa la búsqueda del modelo definitivo de negocio en la web, la era postPc vislumbra nuevas posibilidades y grandes expectativas en la nueva “economía de la nube” basada, en gran medida, en el conocimiento que tienen del usuario a partir del análisis de sus datos.

A través de los dispositivos móviles, las empresas acceden a una inmensa cantidad de datos que, debidamente analizados, pueden ofrecer nuevas posibilidades de negocio. Desde su localización, a los hábitos de navegación y consumo, pasando por sus contactos. Gran parte de la identidad digital puede estar, si se quiere, al alcance de las empresas. Esta información, bien explotada, ofrece un potencial comercial sin limites, salvo aquellos que el usuario y la legislación puedan marcar, y siempre y cuando las empresas actúen transparentemente.

El poder de las empresas puede ser inmenso, el 90% del mercado de las plataformas móviles en los EEUU estará dominado por Apple, Google y Microsoft, pero el poder de los usuarios y de los legisladores también debería serlo. El desarrollo de la nueva economía digital, basada en el tratamiento de los datos, lleva consigo una nueva conceptualización del modelo de privacidad tal y como se entendía hasta la fecha. La capacidad de las empresas y organizaciones para generar confianza y conseguir que el usuario ceda los datos que considere oportuno, a cambio de obtener servicios o productos de valor, será la clave del éxito o del fracaso. Éste es, sin duda, uno de los retos de futuro más importantes: el equilibrio entre privacidad y negocio.

Bienvenidos a la era post-PC, la era de los datos.

HTML5, la puerta de salida de la App Store

Internet sigue resultando bastante imprevisible y sorprendente.  Cuando parece que todo está escrito, que creemos saber cómo funciona y cómo va a desarrollarse, surge una nueva aplicación, un nuevo servicio o una innovación que por pequeña que parezca puede alterar, en mayor o menor medida, el escenario preestablecido. Así ha sido desde sus comienzos y es de esperar que siga siéndolo.

Las aplicaciones nativas para móviles transformaron el modelo de jardín vallado de los portales móviles que idearon los operadores de telecomunicaciones y que durante casi una década dominaron la web móvil. Con la llegada del iPhone, la Apple Store acabó en pocos meses con los portales WAP.

No cabe duda de que primero los smartphone (liderados por el iPhone)  y posteriormente el iPad impulsaron e hicieron real el acceso a internet móvil, poniendo en valor los contenidos informativos que nunca consiguieron despegar plenamente en el modelo de portal WAP. Los medios online, que necesitaban escapar del dominio de Google, vieron en el iPad la solución a todos sus problemas, lanzándose sin condiciones a los brazos de Apple.

Apple, acorde con su filosofía basada en el control total de sus plataformas, y con el objetivo prioritario de obtener el mayor rédito económico posible, modificó las condiciones referidas a las suscripciones, exigiendo que éstas, incluso procediendo de una vía externa a la propia aplicación, deberían pasar por la Apple Store. Aunque posteriormente, y debido a las presiones, Apple se viera obligada a relajar sus condiciones, algunos desarrolladores y empresas de contenidos tuvieron que buscar alternativas imaginativas para saltarse la App Store y con ello no verse obligados a repartir el 30% de los ingresos, y lo que es más importante, mantener el control y la relación con sus suscriptores.

El que ha llegado más lejos en su estrategia para saltarse la “valla del jardín de la manzana” ha sido el Financial Times, el primer medio en desarrollar una aplicación web basada en HTML5 que, según sus datos, ya utilizan más de 700.000 personas, superando el número de descargas que habían conseguido con la aplicación nativa original.

Atendiendo a las explicaciones técnicas, algunos expertos consideran que HTML 5 es una capa de presentación, no un lenguaje de programación y como tal adolece de ciertas limitaciones frente a las aplicaciones nativas que están pensadas y desarrolladas para el dispositivo en el que actúan y que ofrecen una mejor experiencia al usuario. Pero, como ha ocurrido con anterioridad en Internet, lo que subyace no son solo aspectos técnicos, ni siquiera de negocio, se trata de la naturaleza misma de la Red.

Parece como si el motor que hace evolucionar Internet se sustentara en el conflicto permanente entre las iniciativas que persiguen el control, basadas en modelos cerrados, y la propia inercia de Internet, un ecosistema que siempre propicia innovaciones hacia modelos abiertos y descentralizados.

Nunca sabremos si el mismísimo Steve Jobs, en su personal batalla contra el Flash de Adobe, era consciente de que su apuesta por HTML5 estaba abriendo la puerta de salida del modelo cerrado de la Apple Store.

Estándares en un mundo ideal

En un mundo ideal las empresas lucharían por establecer los estándares que fueran más convenientes para sus usuarios por encima de cualquier otro interés.  Se entiende por estándar “la especificación que regula la realización de ciertos procesos o la fabricación de componentes para garantizar la interoperabilidad”. Aquellas empresas que logren imponer una tecnología como estándar tendrán garantizado el éxito y una ventaja competitiva que en muchos casos les proporcionará una posición de dominio de mercado durante años.

Durante el Encuentro de las Telecomunicaciones del pasado mes de septiembre Reinaldo Rodríguez, Presidente de la CMT advertía sobre las posibilidades de discriminación que tienen algunas empresas y puso como ejemplo el interés de Apple por introducir las nuevas tarjetas micro SIM en los iPhone 4 e iPad. Las empresas, con la ley en la mano, no realizan nada ilegal pero el usuario no tiene otra opción que adquirir una nueva SIM de la que, además, no disponen todos operadores, pudiendo situarse en una posición muy ventajosa frente a sus competidores. Podría argumentarse que la decisión de Apple tiene como objetivo ahorrar espacio en el iPhone 4, pero este argumento perdería peso en el caso del iPad. ¿Realmente la apuesta por un nuevo estándar y el coste que conlleva está destinado a beneficiar al usuario o existen otros intereses?

En los días previos al lanzamiento de algún nuevo producto de Apple los rumores y filtraciones se disparan. Entre las muchas novedades que se han adelantado a la próxima keynote, llama la atención una que casi ha pasado desapercibida, la incorporación de un nuevo puerto Light Peak, una de las posibles novedades en los nuevos Macbook en lugar del USB. Según parece el puerto de Intel (disponible desde 2009) con una velocidad de transferencia de 10 Gb/s supera con mucho las prestaciones de la tercera generación de USB.

Tras este movimiento podría esconderse el verdadero interés de Apple, incorporar un puerto Light Peak al nuevo iPad. De esta forma la empresa de la manzana impondría de facto un nuevo estándar para los tablets, descolocando a toda la competencia y dando un golpe fatal a los USB. Más allá de la mejora en la velocidad de transferencia el interés de Apple con esta maniobra sería mantener a los usuarios dentro de su ecosistema “iTunes”. Si  finalmente Apple bendijera a Intel como estándar para sus dispositivos, la ventaja de ambas empresas frente a sus competidores sería considerable (atentos a la bolsa el día 3).

Para la mayoría de los usuarios la tecnología en sí es “transparente” pero los usuarios deberían saber que en este sector ninguna decisión es innocua. En un mundo ideal pensaríamos que las empresas ofrecen siempre lo mejor a sus clientes, pero tratándose de tecnología y de los intereses en juego lo “ideal a veces es enemigo de lo mejor”.


La alargada sombra del iPad

la sombra appleViene siendo habitual que en cualquier feria o congreso sobre nuevas tecnologías Apple se convierta en el protagonista incuestionable, a pesar de que, ni siquiera, algún responsable de la empresa de la manzana haga acto de presencia entre los simples mortales. La sombre de Apple cada vez es más alargada. Como sucediera en la última edición del Mobile Word Congress, celebrado en Barcelona, Apple ha vuelto a convertirse  en uno de los protagonistas del CES 2011 sin ni siquiera estar presente. Protagonista por omisión, ya que según las crónicas da la sensación de que toda la industria de dispositivos se mira en ella como referente.

Parece imposible seguir la cuenta del número de tablets que se presentaron la semana pasada en Las Vegas. Lo cierto es que los datos resultan apabullantes,  se estima que durante el 2010 sólo en los EEUU se vendieron aproximadamente 9,7 millones de tablets, de los cuales 8,5 millones fueron iPads y que durante 2011 podrían alcanzarse los 24 millones de dispositivos vendidos. A pesar del exponencial crecimiento de nuevos dispositivos destinados a intentar competir con el iPad, la previsiones indican que éste seguirá dominando el mercado durante los próximos años, con un porcentaje superior al 74% del mercado total de tablets.

Su éxito e influencia no se limita al mercado de dispositivos sino que se ha extendido también a las últimas tendencias en el diseño web. Si a comienzo de la década los blogs impusieron las tendencias en el diseño web, la nueva decada nace bajo la influencia de los tablets. De esta forma se observa lo que algunos analistas han venido a denominar la “iPadificación” de la web. Al tiempo que esto sucede, nacen nuevas iniciativas pensadas “por y para” los tablets. Esta noche se presenta en Madrid iMAG la primera revista en español creada en exclusiva para el iPad por el equipo de Clipset y en la que participo como colaborador. Quizá algún día todos los contenidos sean así…