#Tendencias2015

En nuestro seguimiento de la sociedad digital se observa cómo seguimos avanzando inexorablemente hacia la Internet expandida. Como en 20112012, 2013 y 2014, una vez más, intentamos anticipar qué será relevante durante el próximo año en el mundo digital. Una selección de diez tendencias digitales que quedan resumidas en la siguiente tabla:

tendencias 2015 pepe cerezo

 

Diseño:ideaoriginal

Internet expandida

data2

El pasado mes de marzo se cumplieron 25 años desde que Tim Berners-Lee, un físico que por entonces trabajaba en el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) en Ginebra, ideó un “sistema de distribución de documentos de hipertexto” lo que hoy conocemos como la WWW. En estos 25 años hemos asistido a la popularización de la web, y con ello, a una de la revoluciones tecnológicas más importantes de la historia de la humanidad cuyas implicaciones, con sus claros y oscuros, solo ahora empezamos a comprender en toda su dimensión. Un cuarto de siglo en el que han surgido cambios que han ido dando paso a diferentes etapas: la burbuja .com, la internet social, etc.

Tras muchas especulaciones, aciertos y fracasos cometidos durante este corto pero intenso período de tiempo empezamos a entender la dimensión del fenómeno y los pilares sobre los que se está construyendo la actual WWW sustentada en la nube, lo social, el mobile, la internet de las cosas y los datos; en definitiva, una Internet expandida.

Acceso a la nube

La nube se ha consolidado como el modelo sobre el que se desarrolla el ecosistema digital. Por ello el acceso se ha convertido, como anticipara el sociólogo y economista Jeremy Rifkin, en la puerta de entrada a la economía digital. Esta vía, muy fructífera desde el punto de vista de ingresos, sigue estando dominada en su mayoría por los operadores de telecomunicaciones, poseedores de las redes, tanto fijas como móviles. Aunque la barrera de entrada sigue siendo muy elevada, es previsible que paulatinamente pueda ir cambiando, como pone de manifiesto la apuesta de Google Facebook por crear redes alternativas. Según estimaciones de Deloitte, la actividad económica vinculada a la conectividad, solo en los países en vías de desarrollo, podría generar un aumento del 72% en la tasa de crecimiento del PIB, y más de 140 millones de nuevos puestos de trabajo. La nube impone sus propias reglas de funcionamiento que a su vez van configurando la arquitectura de la economía digital.

La era post PC: ‘mobile’ y más allá

Se estima que durante el último trimestre de 2013 el número de tabletas, vendidas superó por primera vez al de PCs. Concretamente en EEUU, el pasado mes de enero los usuarios utilizaron por primera vez más teléfonos inteligentes y tabletas que PCs para acceder a Internet. Los dispositivos móviles representan ya el 55% del uso de Internet. El móvil se ha constituido en una categoría en sí mismo, desbancando al PC como puerta de entrada a Internet, lo que conlleva profundos cambios en usos y hábitos de comportamiento.

article_495_contents_5931_originalDesde el año 2009 las ventas de smartphone y tabletas se ha disparado mientras que el crecimiento de PCs tanto en el ámbito empresarial como en el hogar se estancaba.  De esta forma, se está configurando una nueva generación digital constituida por los que hemos venido a llamar “nativos móviles” aquéllos cuyo principal acceso a Internet se realiza a través de dispositivos móviles. La principal función del dispositivo ya no es hablar sino estar conectado. El auge de los dispositivos móviles implica cambios en los hábitos  de los usuarios. Según datos reportados por Facebook esta misma semana casi el 27% de sus usuarios accede a la plataforma exclusivamente a través del móvil, mientras los que acceden exclusivamente a través de PCs son sólo el 21% de su base total de usuarios. Por todo ello podemos hablar de una nueva generación, los denominados “nativos mobile”: aquellos usuarios, empresas e incluso países que han encontrado en los dispositivos móviles una forma de acelerar su incorporación a la sociedad digital.La Internet social

En 2004 Tim O’Reilly popularizaba el término Web 2.0 para describir la evolución que estaba experimentando Internet gracias a las nuevas plataformas, blogs, wikis, redes sociales, etc. que permitían la participación de los usuarios. Con este término se clasificaban a todos aquellos sitios en los que los usuarios participaban de forma activa y/o colaborativa en la creación y compartición de información.

En estos diez años no se ha consolidado un modelo de negocio claro vinculado a los medios sociales, pero éstos se han hecho imprescindibles para cualquier negocio. Ya sea para la generación de audiencia, para mejorar la atención al cliente o para la captación de datos, la “capa social” se ha convertido en un atributo indispensable para todos los negocios digitales. Parece difícil hacer negocio con la internet social, pero todo negocio necesita ser social.

Internet de las cosas (IoT)

Si el éxito indiscutible de la web social ha sido poder conectar y hacer participe a las personas, se estima que más 1/3 de la población mundial está conectada, el siguiente paso es la interconexión de objetos, lo que supone un cambio de escala y probablemente de modelo de Internet.

Las previsiones sobre la velocidad de crecimiento varían dependiendo de la fuentes, pero parece evidente que su crecimiento será exponencial estimándose que en 2017 el número de objetos conectados supere al conjunto de PCs, smartphone y tablets.
Captura de pantalla 2014-05-01 a la(s) 17.55.31
La Internet de las cosas (que excluye PCs, tabletas y smartphones) se prevé que la IoT pueda alcanzar, dependiendo de las fuentes entre 26.000 50.000 millones de objetos conectados en 2020. La IoT ofrece nuevas oportunidades y nuevos modelos de negocio, más que la Internet social y representa un salto de escala en magnitud.Los datos

¿Y qué hace mover esta nueva Internet expandida? Parece que existe consenso en que los datos son el combustible que impulsa la economía digital. Toda nuestra vida digital deja rastro: los sitios que visitamos, los enlaces a una marca o a una noticia, nuestras relaciones y contactos en las redes sociales, todo se convierte en datos, que correctamente gestionados, pueden llegar a ser una gran fuente de valor.

A lo largo de la historia la relación de los usurarios con las pantallas ha ido en aumento. A medida que éstas se han ido aproximando, desde la pantalla del cine a la de los teléfonos móviles, la captación de datos ha ido en aumento, lo que ha permitido un mayor conocimiento del usuario.

En esta continúa e imparable aproximación las pantallas que han llegado más recientemente son las de los denominados wearables (gafas, pulseras, relojes, anillos, etc.) pero éstas no serán las últimas, ya están aquí los ‘parches conectados’ o smart skin. La magnitud y personalización de los DATOS es inversamente proporcional a la distancia que nos separa de las pantallas con las que interactuamos.

Estamos, por tanto, inaugurando una nueva etapa de la web de magnitudes impensables hasta la fecha, y cuyo impacto, tanto económico como social, es imprevisible. Bienvenidos a la Internet Expandida

2004-2014, la reconversión de los medios

medios digitales 2Se nos pide que cambiemos las cañerías del agua, teniendo que dar agua todos los días; se nos pide que cambiemos los conductos de la luz, el tendido eléctrico, dando luz todos los días; se nos pide que cambiemos el techo, las paredes, las ventanas del edificio, pero sin que el viento, la nieve o el frío perjudiquen a los habitantes de este edificio; pero también se nos pide a todos que ni siquiera el polvo que levantan las obras de este edificio nos manche, y se nos pide también, en buena parte, que las inquietudes que causa esta construcción no produzcan tensiones.

Con esta frase, pronunciada por Adolfo Suárez en el Congreso el 6  de abril del 1976 se resume el proceso de transformación que estaba experimentando nuestro país. Pero bien podría servir para explicar otra transición: la de los medios de comunicación en su travesía del off al on; una transformación aún inconclusa pero de la que parece evidente su final. Precisamente hace ahora diez años Juan Zafra y yo mismo publicábamos el “Impacto de Internet en la prensa”, en donde se analizaban los cambios que el sector estaba experimentando.

Una década después se publica un nuevo cuaderno de comunicación evoca con el ánimo de abordar lo que ha dado de sí este periodo de tiempo y llegando a la conclusión de que más que una transformación, hemos asistido a una reconversión del sector. Durante este tiempo hemos vivido la lucha por las audiencias de las grandes cabeceras, la apertura  y cierre de proyectos digitales como ADN o Soitu, la llegada de los teléfonos inteligentes y tabletas, la irrupción de las redes sociales… y, todo ello, en el contexto de la peor crisis económica de los últimos 50 años, que ha golpeado duramente a los profesionales. Como dice Julio Cerezo, director de la publicación, “más de 11.000 puestos de trabajo destruidos en los medios desde que estalló la crisis económica en 2008 y un descenso superior al 50 por ciento en la facturación publicitaria y en la venta de ejemplares definen la cruz de este proceso. Y en paralelo, los más de 300 nuevos medios que han surgido por iniciativa de profesionales, representan la cara y la esperanza del sector”.

Como hemos dicho en alguna ocasión, parece paradójico que en la denominada Sociedad de la Información sean los profesionales que tradicionalmente se han encargado de trabajar y gestionarla los que más estén sufriendo el cambio de paradigma; sin embargo, la emergencia de nuevos proyectos del denominado periodismo emprendedor abre nuevas vías para ser algo más optimistas de cara al futuro.

Se cierra, por tanto, una etapa  apasionante de transformación que hemos vivido de forma directa. A través de sus principales protagonistas hemos intentado en estos diez cuadernos analizar las diferentes claves para interpretar, en la medida de lo posible, el proceso de reconversión en el que los medios están inmersos.

“Diez años de periodismo digital en España desde el 11M: La Reconversión”

Índice

  • “Hay un modelo sostenible…”. Nacho Escolar y Alberto Artero conversan sobre diez años de periodismo digital
  • El nuevo mapa de los medios. Julio Cerezo y Pepe Cerezo
  • Cronología de la transformación. Pilar Gómez-Borrero
  • Diez años de medios on-line: Un siglo o un día. Rosalía Lloret
  • ‘El Eco Local’. La prensa local digital: de la opción al liderazgo. Javier F. Barrera
  • El Congreso de Huesca, testigo de excepción. Fernando García Mongay
  • No es hacer clic: el activismo online salva vidas y cambia el mundo. Pablo Herreros
  • El periodista como autónomo: El nuevo modelo es el viejo modelo. Borja Ventura

Descarga aquí el nuevo cuaderno evoca

 

Privacidad: el nuevo contrato social

Captura de pantalla 2014-03-15 a las 18.11.13Sostiene Rousseau que los ciudadanos para vivir en sociedad acuerdan de forma implícita un contrato social por el cual  se les “otorga ciertos derechos a cambio de abandonar la libertad de la que dispondrían en estado de naturaleza”. Así se ha interpretado, desde la Revolución Francesa hasta nuestros días, la relación entre el Estado y la ciudadanía. A partir de la revolución industrial este convenio “contractual” se extendió hacia una vinculación más estrella entre las empresas y sus cliente. En la nueva sociedad digital asistimos a una evolución más compleja y difusa entre el Estado, las compañías y los ciudadanos/clientes, adquiriendo el nuevo contrato social una nueva dimensión cuyo alcance empezamos a intuir ahora.

Durante la prevalencia del estado-nación el principal debate con respecto a la privacidad se centraba en la dicotomía seguridad-libertad, vínculo que unía a los ciudadanos con lo público. A medida que lo público pierde relevancia frente a lo privado, y más aún con el auge de la sociedad digital en la que los datos se convierten en moneda de cambio, la privacidad adquiere un valor de bien económico.  De esta forma, nos enfrentamos a un nuevo paradigma del concepto de privacidad.

Desde la aparición de las primeras pantallas como la del cine a finales del s.XIX, la distancia que nos separaba ha ido disminuyendo paulatinamente, obteniendo más información y siendo ésta, además, cada vez más personal. Las últimas pantallas en aparecer son las denominadas wearable: gafas, relojes, lentillas o pulseras que son capaces de monitorizar, entre otras muchas cosas, nuestra actividad biológica. Las oportunidades que ofrecen son sin duda interesantes para la creación de nuevos servicios de valor, por ejemplo en el campo de la salud o la seguridad,  pero al mismo tiempo alteran y modificar el concepto de privacidad como no había sucedido antes con ninguna otra tecnología. Que el precio de un seguro sanitario pueda variar en función del riesgo de sufrir una enfermedad coronaria a partir del análisis de la información que se obtiene, por ejemplo una app de “fitness”, no parece ya ciencia ficción.

Los usuarios son cada vez más conscientes de que a la hora de poder acceder a servicios digitales, más allá de aceptar los interminables cláusulas de condiciones, ceden una parte de su privacidad a cambio  pertenecer a una red social, de intercambiar fotos con el móvil, o de disponer de varios “gigas” de almacenamiento en la nube para guardar sus documentos.

Las empresas deben ser también conscientes de que adquieren un compromiso implícito de buen uso de los datos de sus usuarios. Su futuro y supervivencia dependerá en gran medida de ello. La privacidad, por tanto, pasa a formar parte de la cuenta de resultados de las compañías,  ya no es solo un aspecto legal o sociológico sino económico. El nuevo contrato social se sustentará en un nuevo equilibrio, todavía en vías de construcción, entre el buen uso de los datos privados que aportamos  y los servicios digitales que recibimos a cambio.

Internet, el final de la inocencia

internet mayoria edadSi algo ha puesto de manifiesto el caso Snowden es nuestra vulnerabilidad como usuarios en el entono digital. Habrá que agradecerle al ex funcionario de la NSA que nos haya mostrado, para todos aquellos que todavía no eran conscientes, que nuestros datos están expuestos al control de empresas y gobiernos y que nos hemos adentrado en la sociedad transparente. Si en la era industrial la geostrategia se regía por el control del petróleo, en la era digital lo hace por el control de los datos. Las empresas de internet se han convertido en las petroleras del siglo XXI: en lugar de extraer “oro negro” explotan datos.

En 1953  Eisenhower nombró como Secretario de Defensa al por entonces presidente de General Motors Charles E Wilson. Al ser interpelado por el comité Defensa del Senado sobre posibles incompatibilidades a la hora de tomar alguna decisión que afectara a su antigua compañía afirmó la ya celebre frase de que “lo que es bueno para el país es bueno para General Motors y viceversa”

En este contexto, empresas como Facebook, Google o Apple no pueden valorarse solo con indicadores empresariales, y hay que tener en cuenta variables geoestratégicas, lo mismo puede aplicarse para las chinas Baidu y Alibaba o la rusa Yandez. En la famosa reunión de Obama con los dirigentes de las principales empresas tecnológicas de los EEUU, bien podrían haber brindado recordando que lo que es bueno para cualquiera de las empresas presentes es bueno para EEUU y viceversa.

Pero además de su poder empresarial y económico, a las empresas de Internet  hay que sumarles su “poder blando”, utilizando la terminología de Joseph Nye, un aspecto crucial que las diferencia de las empresas industriales del siglo pasado. Silicon Valley es al “American way of life” lo que Hollywood supuso en la guerra fría. Las redes sociales no son sólo importantes plataformas publicitarias para millones de usuarios alrededor del globo sino, y lo veremos cada vez  con más fuerza en el futuro, un canal de influencia social  y político de los estados. En este sentido, como se ha puesto de manifiesto a los largo del último siglo, el poder blando de las empresas estadounidenses es mucho más potente que el asiático, la influencia tecnológica así parece demostrarlo.

De repente Internet se ha hecho mayor, y los usuarios han perdido su virginidad, una buena muestra también de la normalización de la sociedad digital, en donde tenemos cada vez más claras las reglas del juego, los pros y los contras y lo que nos jugamos todos.

Resumen 2013

Termina un año más y es tiempo de recopilar las principales noticias acontecidas en el campo digital. Un año marcado, en lo que se refiere al ámbito político y social, principalmente por el caso Snowden y las noticas relacionadas con el espionaje del Gobierno de los EEUU, que ha puesto sobreaviso la vulnerabilidad de los usuarios en la Red.  Por su parte, en lo que se refiere a los medios, el año ha estado protagonizado, como adelantábamos hace un año, por la puesta en marcha de modelos de pago más o menos abiertos. En cuanto al mundo empresarial, de nuevo resaltar las alianzas y adquisiciones de las grandes empresas de Internet entre las que cabría destacar  la compra de la división de móviles de Nokia por Microsoft.

RESUMEN_2013.indd

Diseño: ideaoriginal

Colombia a la cabeza de los CIVETS

CIVETSResulta evidente que la digitalización está transformando rápidamente la geografía económica del planeta y que se ha convertido en el principal motor del cambio económico mundial. A medida que ésta se globaliza los ciclos económicos parecen acelerarse y las transformaciones comienzan a medirse en lustros en lugar de décadas.

Si en los últimos años los analistas e inversores tuvieron en el punto de mira a los países BRICS: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, recientemente han cambiado su objetivo hacia un nuevo grupo de países emergentes. A medida que EEUU presenta síntomas de recuperación y en Europa comienza a vislumbrarse la salida de la recesión, los BRICS presentan ciertos síntomas de fatiga. En este escenario de cambio de ciclo aparece un nuevo grupo de países llamado a atraer la atención mundial durante los próximos años, son los denominados CIVETS, acrónimo acuñado por el Director de la Economist Intelligence Unit, Robert Ward para referirse a los mercados emergentes de Colombia, Indonesia, Vietnam, Egipto, Turquía y Sudáfrica.

Aunque parten de situaciones diferentes, como sucede siempre que se agrupan países y economías tan dispares bajo una misma etiqueta, es cierto que comparten ciertas peculiaridades que nos permite englobarles bajo un mismo paraguas. Las previsiones estiman que todos experimentarán un crecimiento del Producto Interno Bruto en torno del 4,5% en los próximos 20 años, si bien es cierto que la inestabilidad política y social, como se ha puesto de manifiesto recientemente en Egipto, puede frenar estas previsiones.

En lo económico cabría destacar un aspecto fundamental: en términos generales son países con importantes recursos naturales que están evolucionando hacia una economía de servicios, en gran mediada gracias a una decidida apuesta por el desarrollo digital. En este sentido, sobresale la posición de liderazgo de Colombia dentro de este grupo de países. Aunque las tasas de penetración de Internet en los CIVETS están todavía por detrás de los países del G7, su crecimiento es espectacular, es el caso de Indonesia o Colombia donde alrededor del 50% de la población está conectada. De esta forma, durante 2012 Colombia se situó entre uno de los diez países en el ámbito global que más creció en número de nuevos usuarios. La inversión en el sector TIC durante el mismo periodo de tiempo alcanzó los 36.000 millones de COPs (18.440 millones de dólares) y el sector ya emplea a más de 10.000 personas en todo el país.

La movilidad es otro de los pilares fundamentales. Al haberse superado el 100% de penetración se equipara, por tanto, a otros países más avanzados económicamente. Otro dato significativo es que la inversión publicitaria online superó los 145 mil millones de pesos (US$78,5 MM), un 15,32% más que el año anterior. Sin embargo, al igual que sucede en muchos otros países, son las pequeñas y medianas empresas las que tardan más en integrar los canales digitales en sus negocios. No obstante, el 39 % y 53 % de las micro y pequeñas empresas respectivamente usan ya Internet para hacer transacciones con organismos gubernamentales.

Por todo lo anterior no es de extrañar que Colombia durante 2012 mejorara 14 puestos en el ranking de Competitividad Global elaborando por el Foro Económico Mundial. Como el resto de los países emergentes Colombia presenta una clase media urbana en crecimiento y una población joven cada vez mejor formada y conectada. Un panorama alentador para el futuro económico de Colombia que, si las condiciones políticas se lo permiten y logra la estabilidad deseada, puede convertirse en pocos años en uno de los líderes regionales.

eCOLOMBIA_es (1)

 

 

 

 

Miradas para interpretar la sociedad II

Segunda entrega sobre algunas de las que, en mi opinión, son las obras de referencia para entender la sociedad actual. En esta ocasión se trata de cuatro autores nacionales. Los libros seleccionados están escritos al final de los 90 o comienzos del 2000 cuando la SI estaba aún en sus albores, tres de ellos comparten una visión crítica y es clara su influencia orteguiana, aportando una mirada algo escéptica y cínica sobre la por entonces incipiente sociedad digital. Sin embargo, más de una década después, su lectura ofrece innumerables aspectos para la reflexión, planteando aspecto de plena actualidad.

El estilo del mundo. La vida en el capitalismo del mundo
Vicente Verdú (Anagrama, 2003)

estilo del mundo 2Sin duda uno de los libros fundamentales para entender en qué consiste el capitalismo postindustrial. Verdú, con su capacidad para interrelacionar temas aparentemente inconexos, aborda lo que define como la trampa del nuevo capitalismo y su hipnótica capacidad de atracción. Escrito en 2003 el estilo del mundo adquiere una nueva dimensión al releerlo con la visión actual y tras la experiencia de haber asistido al auge y “refundación” del capitalismo. Un libro esencial sobre el poder de los intangibles en una sociedad virtual y, en definitiva, sobre la impostura del capitalismo financiero.

 

Cosmopolitas domésticos
Javier Echeverría (Anagrama, 1995)

cosmopolitas domestigos 2En 1995 cuando para hacer referencia a Internet se hablaba de las autopistas de la información y el número de internautas se contaba por unos pocos miles, la banda ancha era una entelequia y los móviles un objeto de lujo, el premio Herralde recaía en la obra de título premonitorio,  los cosmopolitas domésticos. Sobre el concepto de la “revolución doméstica” Echeverría construye un tratado sobre un nuevo modelo de sociedad más abierta e interconectada, que invade y transforma la concepción de los “espacios privados e  íntimos.” La evolución de una sociedad transparente e interconectada sin salir de nuestra habitación. Lo hiperlocal como referencia de la nueva globalización.

 

Internautas y naúfragos. La búsqueda del sentido en la cultura digital
José Antonio Pérez Tapias (Trotta, 2003)

naufragos 2El filósofo Pérez Tapia  analiza en esta obra las contradicciones y ambivalencias de la sociedad digital . El viaje de Ulises a Ítaca sirve como metáfora de la búsqueda del “sentido de la cultura digital”. Una vez más aparece la postmodernidad como referente filosófico para un ciudadano que se enfrenta a las paradojas de un entorno desconocido y que se encuentra desorientado ante la dualidad virtual-real. Asimismo, el autor  hace una llamada de atención sobre las que denomina las ideologías de la tecnocracia y la necesaria mirada crítica hacia la ideología del progreso que marca la modernidad.

 

Estado del bienestar y sociedad de la información. El modelo finlandés
Manuel Castell; Pekka Himanen (Alianza editorial, 2002)

estado-del-bienestar-y-sociedad-de-la-informacion-el-modelo-finl-andes-9788420691039 2La dimensión política de Castell, tan presenta en toda su obra, es la piedra angular de  este libro, una de sus  obras menos conocidas y referenciadas, y que a mi particularmente me parece más interesante. Desde ciertos ámbitos políticos y económicos se ha intentado hacer ver que solo existía un modelo de desarrollo de la Sociedad de la Información, que el desarrollo tecnológico solo podía entenderse desde una visión liberal tanto desde el punto de vista económico como social. Esa teoría tiene su punto álgido en la apuesta por el emprendimiento como única vía para el desarrollo económico. Castell junto a Pekka Himanen desmontan esta teoría a partir del análisis detallado del modelo de Sociedad de la Información finlandés como referente del estado del bienestar, basado en una apuesta decidida por la educción y la innovación. Señores políticos, tomen nota¡¡

Miradas para interpretar la sociedad I

El verano es tiempo para leer y pensar. Al igual que hace unos meses recapitulábamos algunos de los estudios  más relevantes para entender el desarrollo de la sociedad de la información  o el sector de los medios, en esta ocasión he seleccionado una serie de libros cuyos autores, en mi opinión, mejor han sabido explicarnos el mundo en sus diferenetes dimensiones. Cabe señalar que no son libros sobre tecnología, ni siquiera libros sobre internet o la sociedad de la información. Los autores aquí recogidos ofrecen miradas que ayudan a interpretar la sociedad  actual. A estas alturas el apelativo “sociedad de la información” resulta  redundante e innecesario. He divido esta selección en varias entregas a los largo de varias semana. En esta primera, he seleccionado los autores extranjeros cuya mirada y visión más me han ayudado a entender e interpretar los cambios sociales, económicos y tecnológicos a los que estamos asistiendo:

Vida líquida.
Zygmunt Bauman (Paidós, 2005)

Bauman pepecerezoAutor fundamental para entender la sociedad postmoderna, los cambios y transformaciones del individuo en una sociedad menos estructurada. Su conceptualización sobre el paso de una sociedad estructurada y sólida, fundamentada  en valores y certezas universales,  a una sociedad líquida y de la incertidumbre es una de las imágenes más poderosas y disruptivas dentro de las ciencias sociales. Como buena teoría, el paso del estado sólido al liquido permite explicar infinidad  de aspectos y situaciones, desde la crisis económica y política en la que nos encontramos a la revolución de los medios on line . Vida líquida es un recorrido por los rápidos y vertiginosos cambios sociales en el que se habla mucho del ciudadano como consumidor pero, curiosamente, poco de ciencia y tecnología. Sin embrago, el pensamiento de Bauman no puede entenderse sin enmarcarlo en el nuevo paradigma tecnológico, y a su vez éste adquiere otra dimensión  tras la lectura de Vida líquida.

La corrosión del carácter. Las consecuencias personales del trabajo en el nuevo capitalismo
Richard Sennett (Anagrama, 2000)

Sennet pepecerezoBuen título para un libro que pretende interpretar la conceptualización del trabajo en el nuevo capitalismo. Libro visionario y premonitorio, escrito en plena burbuja económica global, que anticipaba la transformación del trabajo tras la caída del muro y en el que la ciencia y la tecnología iba a transformar, como así está ocurriendo, los modelos productivos de la era industrial y su impacto en los individuos. Tras su lectura, se recomienda revisar las reformas laborales que han acometido los países desarrollados en la última década, incluida, por supuesto, la llevada a cabo recientemente en nuestro país, para entender el calado y alcance de las mismas.

Las ciudades creativas
Richard Florida (Paidós, 2008)

Florida pepecerezoCuriosamente la globalización no ha disminuido la importancia del territorio, muy al contrario, la importancia del entono físico, donde vivimos y con quien nos relacionamos es cada vez más importante. Este es el punto de vista que sostiene el autor en este libro, continuación de otra obra clave El auge de clase creativa. Para Florida el mundo no es tan plano como pudiera parecer, las clases creativas, verdadero motor de riqueza en la sociedad del conocimiento, requieren entornos adecuados que recojan las mejores condiciones para su desarrollo. Estos condicionantes son una combinación de aspectos físicos como infraestructuras, acceso a formación de calidad, al ocio y a la cultura, así como condicionantes intangibles vinculados con la libertad y tolerancia, seguridad, etc. La lectura de las ciudades creativas permite una reintrepretación del dibujo de la nueva geoestrategia global.

Un mundo sin copyright. Artes y medios en la globalización
Joost Smiers (Gedisa, 2006)

copyright pepecerezoA veces un tratado sobre musicología y otras un tratado político, Un mundo sin copyright es, junto con El código y otras leyes del ciberespacio de Lessig, las dos obras fundamentales para entender la evolución de la industria cultural bajo el impacto de la digitalización y la llegada de internet. Pero fundamentalmente la obra de de Smiers, como la de Lessig, resultan ser una radiografía de cómo en nombre de la defensa de la cultura y la creatividad se pretende mantener un modelo industrial en vías de desaparición, un modelo legal pensado para un mundo industrial.

4G: truco o trato

wif vs 4GHay veces que un viaje, además de una experiencia personal, te permite reinterpretar y visualizar aspectos de mayor profundidad. Me ha ocurrido con mi reciente estancia en Bogotá, una ciudad que vive un momento de ebullición económica y tecnológica sin precedentes.

En la nueva economía global, en la que en mayor o menor medida participamos,  la principal necesidad es la conexión. Siendo muy importantes, ni siquiera los dispositivos son tan relevantes como la necesidad de estar conectados. Y es ahí donde te das cuenta de la importancia del momento en el que nos encontramos. Volviendo a mi experiencia personal, las telecos son incapaces de ofrecerte de forma fácil y sencilla la conexión global. Las dificultades burocráticas que encierra tener dos tarjetas SIM del mismo operador para que la factura de datos no te desangre son una muestra de la ineficiencia del modelo de los grandes operadores. Esta pequeña anécdota personal, que sufren miles de usuarios, me ha servido para dar forma a mi opinión  en torno al lanzamiento a bombo y platillo de la tecnología 4G.

Tras haber leído y analizado sobre el tema me planteo si la apuesta por el 4G no es una estrategia de gran riesgo para las operadoras. Una estrategia inspirada, una vez más, en un modelo industrial, basado en el control de la red y pensado desde la oferta y no desde la demanda. Y precisamente mi reciente viaje,  a riesgo de equivocarme, me reafirma en esta convicción.  Evidentemente la evolución a redes 4G es un avance tecnológico increíble que permite grandes velocidades y un servicio de mayor calidad, más aún con el paulatino colapso de las redes 3G. Pero la cuestión no es tanto tecnológica como de negocio y, por tanto, de dar respuesta a las necesidades del usuario. Es decir, ¿es la 4G la solución a lo que demandan  los usuarios? mi opinión es que no.

Nuevamente nos encontramos ante la apuesta de los grandes operadores, sustentada en las infraestructuras, en un modelo de arriba a a abajo que requiere de fortísimas inversiones para el despliegue de red y un gasto inmenso en publicidad para darlo a conocer. Hemos aprendido que el avance tecnológico no es lineal y no tiene por qué coincidir con las demandas  de los usuarios. Un dato revelador, el 70% de usuarios se decantan por el acceso WiFi con el móvil, tanto en el hogar como fuera del domicilio.

Y ¿qué tiene que ver todo esto con Bogotá?,  la respuesta nuevamente tiene que ver con mi experiencia personal durante los últimos viajes a la ciudad. Curiosamente debido a un desarrollo hasta la fecha poco evolucionado de las redes móviles,  la ciudad dispone de una más que aceptable cobertura WiFi. De forma no planificada, a día de hoy, se dispone de una “red de redes” wifi tanto públicas como privadas que permiten una cobertura casi plena en la zona financiera y comercial de la ciudad. Desde el aeropuerto, pasando por espacio públicos como plazas y edificios, unido a la iniciativa privada en centros comerciales o universidades y un elevadísimo porcentaje de bares y restaurantes permiten ir saltando de WiFi en WiFi con la percepción de disponer de lo que casi llamaríamos  un “roaming WIFI virtual”.  Es más, si los taxis de la ciudad ofrecieran servicio WiFi,  sería posible estar “always on” sin necesidad de un contrato con un operador móvil.

La apuesta estratégica de los operadores y empresas de infraestructuras por la tecnología 4G esconde ir acabando con el actual modelo tarifario basado en tarifas planas de datos, poco rentable para un mercado maduro. Los operadores  se encuentran de nuevo ante el dilema del prisionero: cómo dejar de ser una utility comportándose como tal. 

 

 

#EspañaesDiferent

spian is difernetA continuación se reproduce la columna que escribí para el diario El País el pasado viernes 12 de enero y que acompañaba a la crónica de Ramón Muñoz relativa a la presentación del Informe Telefonica #SIE2012:

El informe que anualmente presenta la Fundación Telefónica sobre la sociedad de la información en España 2012 deja datos sorprendentes que merecerían un análisis más detallado. En el contexto de una de las mayores crisis económicas de nuestra historia reciente, España presenta peculiaridades en los indicadores que miden el desarrollo digital, lo que nos lleva a recurrir, aunque en pleno 2013 no deje de resultar irónico, al tópico de que España es diferente.

Los datos parecen corroborar que asistimos al comienzo de una nueva era de la sociedad digital marcada por la conexión ubicua y por la hiperconectividad permanente gracias, principalmente, a nuevos dispositivos como Smartphone y tabletas. Una tendencia global que da lugar a lo que ha venido a denominarse la “era post PC”. Y es aquí precisamente en donde comienzan nuestras singularidades, ya que según los datos del informe, en España, a pesar de tener  una de las tasas más elevadas de paro de Europa, lidera la media europea en el uso de teléfonos inteligentes (smatphone), por encima de Francia, Italia o la ¡¡mismísima Alemania¡¡ Aunque habría que conocer los datos en profundidad para saber las causas con precisión, una rápida explicación sería recurrir a los tópicos sociológicos de siempre: el clima, que somos muy sociales y nos gusta aparentar, etc. Pero, aunque alguno de estos factores puedan ser más o menos ciertos y tengan una importancia relativa, seguramente haya que buscar las causas en factores, principalmente económicos.

En nuestro país el móvil, tradicionalmente, ha sido el mercado más dinámico y competitivo. Por ello, se podría interpretar que el auge de los smartphone forman parte de un proceso sustitutivo del acceso a Internet fijo que requiere conexión de banda ancha, PCs más potentes, etc.  Es decir, los smartphone, hoy por hoy, satisfacen las necesidades digitales tanto de familias como de empresas a un coste inferior.  El entorno digital se desplaza del espacio físico del despacho y/o el hogar a un entorno en movilidad de conexión ubicua.

Otro aspecto a destacar es cómo ha crecido el uso intensivo de las redes sociales pasando a formar parte de nuestra vida diaria, incluso en ocasiones, de forma obsesiva, quizá el tópico de nuestra necesidad de socialización sí tenga en este sentido algo que ver. Eso sí, los usuarios consideran mayoritariamente como positivo el impacto de las redes sociales en sus relaciones. Sean ciertos o no los tópicos, es evidente que todavía queda camino por recorrer y que la crisis no debería ser un obstáculo para el impulso de la Sociedad de la Información, nuestro futuro depende de ello.