MWC 2017: La inteligencia toma la feria

Artículo publicado en El País el 25/02/2017

Un año más está aquí el Mobile World Congress, la feria tecnológica más importante de Europa y una de las referencias de todo el mundo. Nótese que hacemos hincapié conscientemente en que es “tecnológica” porque, aunque el protagonista sigue siendo el mobile, la feria cada vez más lo trasciende, abarcando el mundo digital en su conjunto. Muestra también del imparable proceso de convergencia en el que la tecnología se ve sumida y en el que el “mobile” funciona como puente entre los nuevos ecosistemas que se están constituyendo y que se superponen. En este sentido, las plataformas serán uno de los ámbitos más relevantes de la feria de este año.

La conquista digital de nuevos entornos se sucede. Destaca en esta edición el coche conectado como el nuevo entorno en el que confluyen plataformas, hardware y aplicaciones, y en el que el mobile actúa como aglutinador y puente con otros ecosistemas como la smart home o la Internet de las cosas (IoT).

Pero si hubiera que anticipar un claro protagonista en el MWC17, este sería, sin duda, la inteligencia artificial, que ya empieza a formar parte de nuestro entorno más cercano, a veces sin darnos cuenta. La “tangibilización” de su uso se manifiesta, como se pondrá de manifiesto en esta edición en innumerables servicios, ya sea en forma de bots, sistemas de análisis de big data, reconocimientos de imágenes o biométrico. Otro de los principales atractivos de la feria será, previsiblemente, el auge de los asistentes personales mediante voz. Lenovo, Huawei o Google, entre otros, aprovecharán a buen seguro la feria de este año para mostrar sus novedades en este campo.

Este año se cumple el décimo aniversario del iPhone de Apple. Su lanzamiento supuso el auge de las pantallas táctiles. Superada esta primera fase, nos adentramos en otra en la que comenzamos a interactuar a través de la voz que se convertirá en el interfaz predominante en los próximos años. La convergencia entre la inteligencia artificial y la voz dará comienzo a una nueva era de interfaces en la que pasaremos de “tocar” la tecnología a hablar con ella

Respecto a las presentaciones de nuevos dispositivos, que siguen siendo uno de los principales reclamos de la feria, parece que este año, a la espera de sorpresas de última hora, no nos deparará innovaciones tan disruptivas como en otras ediciones. Se esperaba que Samsung aprovechara el MWC para hacer la presentación del Galaxy 8, después de su annus horríbilis debido a las explosiones de las baterías del Note7, que precisamente se presentó en la pasada edición del MWC. Sin embargo, parece lógico que la compañía coreana no quiera arriesgarse a un nuevo fiasco intentando llegar al mercado antes de tiempo.

Además, habrá que estar atentos a las habituales presentaciones de nuevos modelos cada vez más potentes en prestaciones y con nuevas funcionalidades como las cámaras duales de la gama alta de Huawei o el ZTE Gigabit, con capacidad para conexiones a velocidades de gigabit, modelo que se anticipa a las posibilidades que ofrecerán las nuevas redes 5G que también tendrán un espacio relevante este año en Barcelona. También cabría destacar el regreso de Nokia en su nueva andadura sin Microsoft y en alianza con FoxConn, la empresa china proveedora de los principales fabricantes de móviles de todo el mundo, que tiene previsto reemplazar a más del 50% de su plantilla por robots. Otro síntoma de los tiempos de transformación que está experimentando el sector.

Aunque es posible que se puedan ver algunos prototipos de teléfonos flexibles o dobles pantallas, todavía parece pronto para su explotación masiva. Tampoco es previsible que vayamos a encontrar grandes novedades en el campo de las tabletas o al menos no lo suficientemente significativas para revertir la imparable caída de su venta a nivel mundial.

Por su parte, la realidad virtual, la realidad aumentada y el vídeo 360 recobran protagonismo en su convergencia con el mundo material, dando lugar a la denomina realidad mixta (mixed reality) que abre posibilidades insospechadas para el mundo del entretenimiento en general y de los videojuegos en particular.

Parece por tanto que la inteligencia artificial se confirma como el catalizador de las diferentes tecnologías que confluyen bajo el paraguas del mobile, inaugurando una nueva era. El MWC celebra su 12 edición desde que se realiza en nuestro país y podemos volver asegurar que la transformación mobile no ha hecho más que empezar. Ajústense los cinturones que vienen curvas.

La transformación de la distribución: tecnología o abstracción?

La semana pasada se celebraron dos de los principales eventos que tienen lugar en nuestro país a lo largo del año. Mientras en Barcelona se celebraba el Mobile World Congress, en Madrid se inauguraba ARCO que conmemoraba su 35 edición. Dos eventos muy distantes en temáticas, público y objetivos aunque a ambos les une un gran interés mediático. Lo que me lleva a relacionar ambos eventos es el papel protagonista que tienen los periódicos nacionales en ARCO, con stand y artistas propios, frente a la escasa o nula presencia institucional de éstos en la feria tecnológica más importante que se celebra en nuestro país.

Seguramente las razones para tener más presencia en el mundo de la “abstracción” y no tanto en el de la tecnología sean más mundanas de lo que pensamos, pero no deja de ser una metáfora del rol que están llamados a desempeñar los medios en el nuevo ecosistema digital.

Los medios no han dejado de evolucionar y transformarse digitalmente durante los últimos años, intentando adaptarse a cada innovación tecnológica. Sin embargo, y cuando parecía que el modelo web podría funcionar, asistimos a un cambio más importante, si cabe, que los acontecimientos que hemos vivido hasta el momento. Nos referimos a la transformación de la distribución provocada principalmente por el proceso de confluencia del “mobile” y de las redes sociales, lo que ha venido a denominarse la era Post PC o “Post web” (@Antonello dixit)

Tradicionalmente, los medios han controlado casi la totalidad de la cadena de valor del negocio de la información, pero con la llegada de Internet y la aparición de nuevas plataformas de distribución se han visto paulatinamente desplazados.

Aunque los medios han demostrado que son casi irremplazables para la interpretación de la realidad y para contar historias, su rol en la cadena de valor ha cambio irremisiblemente. No es nuevo, los medios no han liderado ni controlado ninguna de las sucesivas plataformas tecnológicas -web, redes sociales, mobile o la emergente IoT- que se han se han ido sucediendo con la digitalización. Progresivamente los diferentes agentes: Google en la web, Apple en el móvil o Facebook en las redes sociales han ido desplazando a los medios en la cadena de valor para situarles en un extremo, el de la creación. Un eslabón fundamental pero de menor relevancia en lo que se refiere al negocio y que por tanto debe hacer repensar su estrategia de cara a futuro.

Precisamente, coincidiendo en el tiempo con el MWC se han puesto en marcha dos iniciativas que apuntan en esta dirección. La implementación de Accelerated Mobile Pages (AMP) de Google y el lanzamiento de los primeros artículos en Facebook Instant. Aunque ambos dan respuesta a los nuevos hábitos de consumo de contenidos y pueden suponer para los medios un cambio a distribución de los contenidos representan dos modelos diferentes. El de Facebook está orientado al consumo del contenido en el entorno de su plataforma y el de Google, aparentemente un facilitador para mejorar la descarga de las páginas en móviles, es el intento del buscador de migrar su modelo web al móvil.

En este sentido, el movimiento de Google es sumamente interesante ya que tras una iniciativa en apariencia puramente tecnológica subyace el intento de Google de trasponer el papel preponderante que ha disfrutado en la web al móvil.

AMP

Solo hay que observar el carrusel que aparece en las búsquedas, para percatarse de que el AMP puede convertirse en el SEO de la era Post-web. De nuevo la relevancia de la información, y por tanto el control de la atención, en manos del algoritmo.

El negocio digital aunque a veces parezca próximo a la abstracción sigue estando en poder de la tecnología.

Los #customermedia, el nuevo ecosistema de los medios

Customer mediaNuestros amigos de toyoutomeblog nos pidieron a evocaun artículo que ayudara a explicar de forma sencilla los customermedia. Artículo que reporduzco a continuación  acompañado de una infografia que hemos realizado conjuntamente a modo de resumen:

En apenas unos pocos años un grupo de medios nativos han sido capaces de reinventar el futuro del sector. Se trata de un conjunto creciente de iniciativas que han atraído todas las miradas, empezando por los usuarios y terminando por los inversores. Son los customermedia, medios que han situado al usuario en el centro de su estrategia y que por ello han sido recompensados rápidamente con su atención. El Huffington Post, el más veterano, a pesar de que solo ha cumplido 10 años, cuenta según comScore con más de 115 millones de usuarios únicos al mes. Gawker o BuzzFeed ya son también cabeceras consagradas a las que se van sumando otras nuevas que siguen su estela: Mic, LadBible, Dose… Todas ellas presentan características similares que, correctamente formuladas, les facilita el camino hacia el éxito:

  1. Obsesión por los datos y la analítica.

Para poder situar al usuario en el centro hay que saber lo que quiere y para ello nada mejor que escuchar lo que dicen los datos. El gran reto de las organizaciones periodísticas es crear una cultura del dato como eje del conocimiento del usuario. La analítica web, la escucha activa, los datos de registros, etc. deben ser analizados y puestos en valor. Todas las decisiones de negocio y, cada vez más, también las “editoriales” se basan en la correcta gestión y análisis de los datos. El éxito de los “customermedia” no está en ser digitales “per se”, sino en haber sabido poner los datos al servicio del medio. Lo cierto es que han conseguido canalizar el potencial de las redes sociales, generar comunidad y dirigir audiencias a sus sites, así como aprovechar las oportunidades de cada canal, ofreciendo al usuario lo que requiere en cada momento y en cada lugar. En definitiva, pensar que el usuario verdaderamente es el REY.

  1. Son sociales.

Los cambios que la llegada de las redes sociales han provocado en los hábitos de consumo de información son evidentes. Entender cómo acceden y comparten la información en las redes sociales se ha convertido no solo en una ventaja, sino en uno de los pilares para el éxito de los medios. BuzzFeed es el referente por su estrategia para atraer audiencia desde las redes sociales. De hecho, su principal fuente de tráfico, estimada en más de 150 millones de visitantes únicos al mes, proviene de éstas y es cinco veces superior a las visitas procedentes de las búsquedas. Para impulsar tráfico de las redes sociales, BuzzFeed ha puesto en marcha lo que denomina “Social URL”, que consiste en redactar las URL para que sean más atractivas en estas comunidades de usuarios.

Pero para los medios, “lo social” va más allá de las redes sociales. Hay que interpretarlo como la capacidad de crear comunidades en torno a una marca y, por tanto, de interactuar con los usuarios. Además, la escucha activa es la vía directa más rápida para saber cuáles son sus intereses. La creación de comunidades en torno a las marcas es uno de los principales retos a los que se enfrentan los medios online tradicionales, piedra angular de los modelos de ingresos en el futuro.

  1. Son ‘mobile’.

Según los datos recogidos en un estudio de la Newspaper Association of America, el 39% de los usuarios en los EE.UU. se conecta a diarios digitales únicamente desde su móvil o tableta. El mobile se ha convertido en la segunda ola de la revolución digital, configurándose como una categoría en sí misma que exige demandas diferenciales a la Web, tanto en el desarrollo de productos y servicios como en lo referente a nuevos modelos de negocio. El “digital first” está dando paso rápidamente al “mobile first” o a la aparición de medios puros mobile. Buena muestra de esta tendencia es la evolución de las messaging apps como WeChat o Snapchat hacia el mundo de los contenidos y la información. Además, tanto para BuzzFeed como para Gawker, más del 60% de su audiencia proviene de dispositivos móviles (smartphone y tabletas).

  1. Son audiovisuales.

Los contenidos audiovisuales se han convertido en una de la mayores demandas tanto por parte de los usuarios como de los anunciantes. Según Business Insiderlos ingresos por publicidad en vídeo online se incrementarán en los próximos tres años a un ritmo de crecimiento anual (CAGR) del 19,5%, por encima de cualquier otro soporte a excepción, claro está, del móvil.

La apuesta del HuffPost se llama Live  y, según datos de la compañía, actualmente producen ocho horas de programación en vivo cinco días a la semana. El contenido es editado en pequeñas píldoras que le permiten crear una gran cantidad de contenido audiovisual en poco tiempo, aumentando así de forma exponencial su inventario publicitario. Según sus datos, desde el lanzamiento, hace menos de dos años, han generado 1.400 millones de visualizaciones.

Por su parte, BuzzFeed ha convertido el vídeo en uno de sus ejes estratégicos. BuzzFeed Motion Pictures, renombrada así tras recibir una inversión el pasado verano de más de 50 millones de dólares, cuenta con un equipo de vídeo online formado por 40 personas. Como es marca de la casa, el éxito de los vídeos se sustenta en gran medida en un exhaustivo análisis de los datos de consumo de sus usuarios. 

  1. Atracción por los ‘millennials’.

En los EE.UU., dos tercios de la audiencia de los medios tradicionales es mayor de 55 años. Solo las revistas de moda y belleza o tendencias como Cosmopolitan Esquire siguen manteniendo el interés de los millennials. Es evidente que este joven sector de la población demanda otras historias y nuevas formas de narrarlas. No cabe duda de que los nuevos medios han sabido captar la atención de los más jóvenes. A los ya citados Huffington Post o BuzzFeed, habría que incluir a Elite daily que, no sin motivos, se autodefine como “The Voice of Generation Y”. No le falta razón, ya que el 71% de sus lectores se encuentra en edades comprendidas entre los 18 y los 34 años. Por último, Mic.com, que según datos de comScore, el 60% de sus usuarios no superan los 34 años. 

  1. Publicidad nativa.

La publicidad nativa es la respuesta de los medios frente a lo que representa el cambio en los hábitos de los usuarios y el ineficiente modelo publicitario tradicional. Según Business Insider, el gasto global en publicidad nativa ronda actualmente los 7.900 millones de dólares y podría superar los 21.000 millones en el año 2018. Nuevamente hay que hacer referencia a BuzzFeed, que ha cerrado 2014 con unos ingresos por publicidad nativa superiores a los 120 millones de dólares. La apuesta es tan intensa que se ha abierto una “batalla por el talento” de tal forma que el pasado noviembre el propio BuzzFeed fichaba a Tessa Gould, ex resonsable de publicidad nativa en The Huffington Post.

Cada vez más las fronteras entre publicidad y contenidos se diluyen. En la medida en que la tecnología tiene que dar respuesta a este escenario, los medios evolucionan para convertirse en plataformas. En esta transformación, los “Sistemas de Gestión de Contenidos” (CMS, en sus siglas en inglés) se ‘hibridan’ con los adservers para potenciar modelos distribuidos de “contenidos + publicidad”. De nuevo, la tecnología se convierte en un diferencial.

  1. Plataformas tecnológicas.

Desde los inicios de Internet los medios han luchado, en la mayoría de los casos sin éxito, para convertirse en plataformas tecnológicas. No hay más que recordar alguno de los fracasos en el lanzamiento o en la adquisición de redes sociales por parte de determinadas cabeceras tradicionales. Son los “customer media”, en su calidad de modelos híbridos a medio camino entre plataformas tecnológicas y editores, los que parecen haber encontrado un equilibrio entre la creación de contenidos propios y la puesta a disposición de sus usuarios de herramientas y soluciones tecnológicas para terceros. Es lo que Nick Diakopoulus denomina “Plataforming the news”. Tumblr y Medium parecen ser dos de los nuevos medios capaces de haber superado con éxito la dicotomía entre “publisher” o “plataforma”. 

  1. Internacionalización.

Los customermedia se caracterizan también por su vocación “glocal”: combinan el desarrollo de marcas globales con contenidos y equipos locales. De esta forma, el Huffington Post lleva años desplegándose por el mundo a través de alianzas con medios locales: ya está presente en 13 países entre los que se encuentran Canadá, Reino Unido, Grecia y España. Por su parte, Vice Media tiene ediciones en México, Serbia, Italia y España; y BuzzFeed tiene presencia en Brasil y Alemania, entre otros. El último en poner en marcha su despliegue internacional ha sido Quartz, que ha anunciado su lanzamiento en tres países de África subsahariana este verano, concretamente en Kenia, Nigeria y Sudáfrica. Un nuevo ejemplo de cómo los medios digitales cortejan a nuevos lectores en países con apenas competencia pero que presentan importantes tasas de crecimiento, principalmente en lo que se refiere al acceso a través de dispositivos móviles.

  1. Los inversores.

Mientras las cuentas de resultados de los medios tradicionales siguen lastrando los efectos de las deudas contraídas en los últimos años del siglo pasado, los inversores han encontrado en los customermedia un terreno abonado para sus inversiones. Según los datos de CB Insights, en 2014 las empresas de medios digitales recaudaron de los inversores un total de 813 millones de dólares. BuzzFeed recibió 50 millones de dólares del fondo de capital riesgo Andreessen Horowitz, una firma con inversiones relevantes en sitios como Airbnb o Pinterest. Por su parte, Vox Media, propietaria de sitios como The Verge y SB Nation, recaudó en su última ronda de financiación 46,5 millones dólares de General Atlantic confiriéndole una valoración de 380 millones dólares.

Los grandes grupos de media no quieren quedarse fuera y a través de sus fondos de inversión también están tomando posición. Si el año pasado la joint venture de Disney y Hearst entraba en el capital de Vice Media adquiriendo el 10% a una valoración de 2.500 millones de dólares, con el comienzo de año supimos que Business Insider recibió 25 millones de dólares de un grupo de inversores liderado por Axel Springer. Por su parte, Time Warner Inversiones colocó 17 millones de dólares en Mashable.

A finales del pasado año, BuzzFeed valía más que la suma del Washington Post, Le Monde y Boston Globe juntos. Sin embargo, el riesgo de encontrarnos ante una burbuja siempre hay que considerarlo. El pasado 9 de marzo, Giga Om, uno de los medios nativos de referencia en información tecnológica, anunciaba que no podía pagar a sus acreedores. A pesar de recaudar recientemente ocho millones de dólares en ronda de financiación y de haber hecho un esfuerzo por explorar nuevas vías de ingresos -eventos y un área de investigación-, su cierre es inminente.

El mercado de los medios, incluso para los customermedia, sigue siendo incierto.

CustomerMedia_Infograph_Evoca_Toyoutomeblog 2

 

 

 

 

#MWC2015

#MWC2015Coincidiendo con la inauguración de la última edicición del #MWC2015 desde evoca imagen publicamos en el diario El País el artículo que a continuación reproduzco. Al mismo tiempo realizamos una infografía con 10 datos que sirven para ilustrar el estado actual del mercado móvil.

El sector del móvil se ha convertido en uno de los motores de crecimiento de la economía global y probablemente en uno de los que la crisis económica ha afectado en menor media. Se estima que el sector móvil alcanzó durante el pasado año 3,3 billones de dólares (millones de millones) a nivel mundial y que es directamente responsable de once millones de puestos de trabajo. Al finalizar 2014 existían alrededor de 7.100 millones de suscriptores de móviles, de los cuales 2.700 corresponden a teléfonos inteligentes. Todas las previsiones de crecimiento son espectaculares. Un dato más: para 2020 el 90% de la población mundial de más de 6 años de edad dispondrá de un teléfono móvil.

En este contexto, la primera semana del mes de marzo abre sus puertas en Barcelona la XI edición del Mobile Word Congress, la feria de referencia del mundo de los móviles, en la que cada año se agolpan las presentaciones y novedades de tecnologías, dispositivos, redes y servicios. El móvil se ha configurado como un ecosistema en constante evolución, y cada vez más complejo y diverso. Con el ánimo de ayudar a interpretar la avalancha de novedades y no perdernos, hemos seleccionado 10 claves fundamentales que recogemos a continuación.

MÓVIL PAGO.

Llevamos años escuchando que éste sería el definitivo para el despegue masivo del pago a través del móvil y, aunque tecnológicamente existen diferentes soluciones, la realidad es que hasta la fecha no ha sido así. La razón abría que buscarla en los intereses enfrentados de los distintos agentes implicados: operadores, fabricantes de dispositivos móviles y de tarjetas, bancos, nuevos medios de pago y las tecnológicas, ninguno ha conseguido el uso extensivo de una solución estándar. Mientras Apple en alianza con American Express o Samsung con Visa se han decantado por la tecnología NFC (Near Field Communication) al incorporarla en el lanzamiento de sus nuevos dispositivos, Google está trabajando en Google Plaso, una solución basada en tecnología Bluetooth de inminente lanzamiento.

CHAT APPS.

Las “messaging apps” como WhatsApp, Snapchat, o Line, entre otras, son sin duda uno de los servicios que más impacto han tenido en la forma de comunicamos. Estas aplicaciones, que nacieron como medio asíncrono de comunicación, principalmente entre los más jóvenes, están evolucionando rápidamente para desarrollar nuevos servicios. Por ejemplo, Snapchat ha anunciado que comenzará a ofrecer a los usuarios contenido editorial original. Para ello contará con la colaboración de ESPN, CNN o National Geographic. Por su parte Line, con más 500 millones de usuarios, acaba de presentar Line@: una plataforma para pequeñas y medianas empresas y usuarios profesionales que permitirá la comunicación con sus clientes. Además, está previsto que incorpore próximamente un servicio para realizar pagos. En este sentido, la capacidad que tiene de llegar a un público joven no bancarizado la sitúa en una posición privilegiada para explorar nuevos modelos de negocio.

WEARABLES.

En apenas un par de años, desde la llegada de los denominados “wearables” -pulseras relojes- su crecimiento ha sido exponencial, impulsando y enriqueciendo el ecosistema móvil. Los wearables se han convertido en un importante mercado que ofrece infinidad de nuevos negocios vinculados a los datos y que ya están trasformado sectores como la salud o la publicidad. Según los datos aportados por Business Insider, si 2014 se cerró con unas ventas globales de unos 33 millones de dispositivos, en 2019 se podrían alcanzar los 148 millones. De los diferentes dispositivos que conforman los “wearables”, los relojes inteligentes (smartwatches) parecen ser la estrella protagonista, representando el 59% del total de los vendidos.

COCHES CONECTADOS.

A la espera de la llegada de los coches sin conductor, asistimos a una carrera para conectarlos a Internet e integrar servicios de apps. A la conquista de este nuevo mercado se han lanzado fabricantes, operadores o empresas tecnológicas pero, una vez más, los diferentes intereses y prioridades pueden convertirse en un importante obstáculo. Como sucede con el móvil pago, empiezan a consolidarse alianzas y asociaciones entre los diferentes protagonistas como General Motors con AT&T o Chrysler con Sprint Nextel. A pesar del las barreras y obstáculos a las que se enfrente el sector, si las comparamos con otros, el mercado global de coches conectados, que incluye dispositivos, software, apps, etc. superó según el GSMA en 2012 los 13.000 millones de dólares y se prevé que alcance los 39.000 millones en 2018.

HACIA EL 5G.

Aunque el despliegue de redes LTE (4G) sigue a buen ritmo, ya existen alrededor de 400 millones de suscriptores, parece que todavía es un número insuficiente para satisfacer las necesidades de conexión del futuro. Todo apunta a que la Internet de las Cosas (IOT) represente que en 2020 existan más de 50.000 dispositivos conectados. Por todo ello, ya se está planificando el desarrollo de la 5ª generación de redes y, según la UIT, las primeras pruebas podrían empezar a realizarse en 2018. Los experimentos que se están llevando a cabo sobre redes 5G alcanzan velocidades de 1Gbps, lo que supone poder descargar una película en alta definición en menos de 30 segundos.

PHABLETS.

Este año uno de los protagonistas de la feria será, sin duda, las diferentes versiones de los denominados Phablets: un híbrido entre smartphone y tableta cuya pantalla tiene un tamaño de entre 5-8 pulgadas. Mientras los smartphone crecen en tamaño para parecerse a las tabletas, sus ventas se resienten significativamente. Por primera vez desde su aparición el mercado de tabletas ha descendido un 3% durante el último trimestre del año. Según las previsiones, las ventas de los Phablets en 2019 triplicarán a la de las tabletas. El aumento del tamaño de las pantallas puede estar relacionado con el consumo que los usuarios hacen de servicios y contenidos, lo que puede tener importantes consecuencias en el crecimiento de la inversión publicitaria en móvil.

BEACONS.

Los beacons o balizas son pequeños componentes de hardware de bajo coste. Se colocan en el interior de cualquier tipo de establecimiento, facilitando la localización, el seguimiento y la comunicación mediante la tecnología bluetooth, lo que les permite ofrecer promociones u otro tipo de información o servicio. Su despliegue ha comenzado ya y las previsiones son espectaculares. Según ABI Research’s, en 2019 más de 60 millones de balizas estarán operativas en cualquier tipo de comercio. Las cada vez más factibles soluciones de hardware y software que permiten utilizar los dispositivos móviles como punto de venta (mPOS) en establecimientos presagian una profunda transformación en el sector retail.

Con la Internet de las cosas confluyen varias tendencias de consumo global: el creciente interés por la salud y el ejercicio físico, la moda de los “wearables” o la preocupación por la alimentación saludable, son solo algunos de los ejemplos. Ello explica que muchas marcas provenientes de diferentes sectores apuesten por impulsar su componente tecnológico ya sea a través de alianzas o de adquisiciones. Es el caso de Under Armour, la compañía de ropa deportiva que ha anunciado la reciente compra de MyFitnessPal por 475 millones de dólares, o la de Endomondo por 85, convirtiéndose en la mayor comunidad online del mundo. Además, y según fuentes conocedoras de la operación, también estarían colaborando con HTC en el desarrollo de su primer “smartwatch”, noticia que podría anunciarse durante la celebración del Congreso.

APPLE.

Aunque por tradición siempre está ausente de este tipo de eventos, una vez más su alargada sombra llegará hasta los pabellones de la Feria. El sector, siempre atento a los movimientos de la empresa de la manzana, seguro que tendrá muy en cuenta los últimos resultados publicados y que corresponden a su primer trimestre fiscal. Durante este periodo Apple ha registrado unos ingresos de 74.600 millones de dólares, un record sin precedente. Y su gran estrella sigue siendo el iPhone, que representa el 69% de sus ingresos. En total vendió 74,5 millones de unidades del dispositivo, lo que supone un incremento de un 46% si se compara con el mismo periodo del año anterior, y que equivale a vender 34.000 teléfonos a la hora.

infografia-economia-movil-web

#Tendencias2015

En nuestro seguimiento de la sociedad digital se observa cómo seguimos avanzando inexorablemente hacia la Internet expandida. Como en 20112012, 2013 y 2014, una vez más, intentamos anticipar qué será relevante durante el próximo año en el mundo digital. Una selección de diez tendencias digitales que quedan resumidas en la siguiente tabla:

tendencias 2015 pepe cerezo

 

Diseño:ideaoriginal

La conjura contra los medios

descargaA pesar del esfuerzo que están haciendo los medios por sumarse a la transformación digital parece como si existiera una confabulación para que no acaben de despegar. Más allá de los muchos errores cometidos, es como si cada nueva innovación, cada nueva plataforma se convirtiera en una barrera o en un pesado lastre que se suma a los anteriores y que impide mejorar la cuenta de resultados.

móviles publicidadAunque todavía se encuentran inmersos en su particular travesía del desierto, tanto por causas propias como ajenas, parecía que los medios empezaban a encontrar una cierta zona de confort. Pero el imparable auge de dispositivos móviles ha puesto de manifiesto nuevos retos cuyas consecuencias para el modelo de negocio pueden ser muy perjudiciales a corto plazo.

Comienza a ser un tanto irritante escuchar por enésima vez que el próximo año será el del despegue de la publicidad en los móviles. Las previsiones generalizadas no pueden ser más halagüeñas, según un reciente estudio de Business Intelligence se prevé que la inversión publicitaria en movilidad en los Estados Unidos superará los 42.000 millones de dólares en 2018, con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 43%. Sin embargo, la realidad es que, a día de hoy, sigue existiendo una gran disparidad entre el tiempo que lo usuarios pasan con sus dispositivos y la inversión publicitaria que representa, contradiciendo claramente la teoría de la economía de la atención.

No vamos a insistir en la importancia de la movilidad y en el proceso transformador que conlleva, pero conviene analizar los problemas a los que se enfrentan los medios on line tradicionales ante esta nueva realidad.mobile Como sucedió con la llegada de la web, los medios han intentado trasponer al móvil lo que hacían online, con resultados dispares. Tras años de profundos cambios y en pleno intento por trasformarse hacia el negocio digital, la movilidad está haciendo replantearse, de nuevo, el camino recorrido hasta la fecha. Incluso “medios líquidos” como QZ.com o Medium, pensados por y para la web, han tenido que llevar a cabo cambios de diseño, que afectan también a la publicidad, para dar respuesta a los hábitos de consumo de los usuarios en smartphones y tabletas. Estos cambios, que se pueden llevar a cabo de una forma más o menos sencilla en los medios de reciente creación, son de gran trascendencia y complejidad para las cabeceras online tradicionales.

En primer lugar hay que considerar los problemas para la medición de audiencias online. Si complicado fue llegar a un cierto consenso dentro del sector para la medición web, los problemas técnicos y conceptuales que conlleva la movilidad no lo hacen más fácil, con evidentes y acuciantes implicaciones para el sector de medios. La falta de datos consensuado está provocando que las marcas sigan sin confiar plenamente y que se mantengan a la espera de ver cómo evolucionan antes de destinar más inversión en movilidad. Esta situación acarrea que algunos medios tengan que paralizar el lanzamiento de productos y servicios en movilidad por la falta de ingresos. La dificultad de medir las audiencias en los diferentes dispositivos ha venido a dificultar el ya de por sí complejo panorama de la analítica.

Por otra parte, el desarrollo de la publicidad en movilidad es muy reciente. En este sentido queda mucho por mejorar en formatos publicitarios, si bien es cierto que poco a poco están apareciendo soluciones innovadoras que antes o después obtendrán resultados.

Pero, sin duda, uno de los debates más relevantes a los que se enfrentan muchos medios es la de dar respuesta a la necesidad de adaptar sus sitios a diseño responsive. Aunque pudiera parecer una discusión más centrada en ámbitos técnicos o de diseño, lo que verdaderamente subyace son aspectos puramente de negocio. El diseño responsive, que para otros sectores aporta más ventajas que dificultades, para los medios se convierte en un nuevo reto ya que lleva consigo una perdida significativa de posiciones publicitarias, lo que representa una disminución inmediata de ingresos que podría variar entre un 10 y un 20%. A esto hay que sumar la paulatina disminución del tráfico a la home -debido a los cambios en los hábitos de consumo de contenidos que obedece al auge de las redes sociales- que afectará a su comercialización tanto en web como en móvil.

Una vez más, un avance técnico enfrenta a diferentes intereses dentro de la organización. En esta ocasión, entre los departamentos editoriales que observan una creciente demanda de contenidos que se adapten a las pantallas de menor tamaño y el departamento comercial que ve peligrar los ingresos conseguidos con esfuerzo.

Par revertir este proceso, los medios tendrán que apostar por la innovación en formatos y, lo que es más importante, convencer a los anunciantes para que apuesten por el móvil y hagan posible que el 2015 sea realmente el año mobile.

Los medios en su laberinto

mediosdigitales laberinto

Cuanto mas avanzamos en el desarrollo de los negocios de internet más complejos y contradictorios parecen, sobre todo en lo que se refiere a los medios digitales. Todo lo que hasta ayer parecían certezas transmutan en poco tiempo para volverse del revés. Si bien es cierto que tenemos un idea aproximada de las nuevas reglas del juego que gobiernan el mundo digital, parece que nos falta ajustar la “letra pequeña” del negocio.

La red es líquida, cambiante y viva. Su propia dinámica de transformación constante conlleva efectos inciertos y contradictorios. Las certezas duran lo que se tarda en leer esta entrada. Los medios siguen siendo el sector que más sufre la vertiginosa dinámica de la Red, habiéndose convertido en un laboratorio de experimentación de las novedades e innovaciones que más tarde impactarán en el resto de sectores. Éstas son algunas de las tendencias de los últimos tiempos pero, si no les gustan, pronto habrá otras:

1. La “home” ha muerto.

El auge de las redes sociales ha modificado los hábitos de acceso y consumo de la información. Los usuarios aterrizan en los sitios de información a través de enlaces que han encontrado en las redes sociales. El número de lectores que lo hacen a través de la pagina principal desciende rápidamente. Ya lo anticipaba el New York Times en su informe Innovation, estudio que ya se ha convertido en referencia para el sector:

“Traffic to the home page has been declining, month after month, for years. Traffic to section fronts is negligible. Traffic on our mobile apps, which are mostly downstream replicas of our home page and section fronts, has declined as well.”

Mientras esto sucede, los anunciantes siguen prefiriendo estar en la “home”despreciando el resto del inventario.

2. El tráfico social se incrementa “peligrosamente”.

Para medios como Buzzfeed, el 75% del tráfico proviene de redes sociales. Lo que podría parecer una gran noticia para algunos pronto podría convertirse en un gran riesgo. Es evidente que los medios tienen que aprovechar y posicionarse donde está la audiencia. Pero, una vez más, corren el riego de ceder, más si cabe de lo que ya lo han hecho, el control de las distribución, convirtiéndose en el eslabón más débil de la cadena. Algunos medios han llegado al extremo de publicar directamente sus contenidos en las redes sociales, es el caso de NowThis que ha firmado un acuerdo para crear vídeos de noticias de última hora en exclusiva para Twitter.

3. De productos a servicios.

Si coincidiendo con el fin del siglo pasado fuimos testigo de la “napsterizacion” de los modelos de distribución de contenidos, en la actualidad asistimos a la “spotifycación” de los modelos de negocio. En definitiva, la transformación de productos en servicios. Esta tendencia que parece estar dando buenos resultados en otros sectores no ha conseguido concretarse en una solución exitosa en el caso del consumo de información. Amazon, que ya hizo un movimiento parecido en el sector editorial, tienen muchas oportunidades de intentarlo con éxito a través de un hipotético “Kindle Post”.

4. El tráfico móvil.

Aunque el tráfico móvil para los medios no para de crecer, la publicidad no lo hace proporcionalmente. La atención se ha desplazado al móvil pero, por el momento, no ha arrastrado consigo la atención de los anunciantes. Varios factores pueden servir de explicación, como la falta de un estándar de medición consensuado por el sector para cuantificar tráfico desde dispositivos móviles, la necesidad de encontrar formatos apropiados y diferenciales para móviles y tabletas o las barreras relativas a la “percepción por parte del anunciante” que conlleva apostar por un nuevo canal cuando aún no se ha consolidado el anterior.

5. El poder de las marcas tradicionales.

Reconocidas incluso entre los más jóvenes, las marcas tradicionales ya no son capaces de alcanzar un alto grado de fidelización. Los lectores siguen siendo infieles y promiscuos dificultando, salvo contadas excepciones, que los modelos de membresía sean acogidos por un número significativo de usuarios

Una vez más “cuando parecía que teníamos las respuestas nos cambiaron las preguntas…”

‘Customer media’: el usuario es el Rey

customer mediaLos medios tradicionales están sufriendo una larga travesía en su proceso de transformación digital. En este arduo viaje han aprendido algunas lecciones, y lo que es más importante, empiezan a dilucidarse las reglas del juego con las que tendrán que desenvolverse si quieren sobrevivir. Para algunos de los que han llegado hasta aquí podría parecer insuficiente, pero conocer el terreno que se pisa y las nuevas reglas de la economía digital es ya un gran paso para poner en marcha estrategias de transformación digital. Son los medios nativos los que con su éxito han marcado la senda que el resto ha de seguir.

Las cabeceras online de referencia como Buzzfeed, QZ, Huffington PostGawker o Netflix, entre otras, tienen un denominador común: han puesto todas las herramientas y posibilidades que ofrece “lo digital” para dar respuesta a las demandas del usuario. Asistimos al auge de los “customer media”, aquellos medios que han sido capaces de crear un ecosistema en el que utilizan lo digital para dar valor al usuario. Este conocimiento se fundamenta en los siguientes ejes:

1. Una correcta gestión del DATA. 

Olvidémonos de si es bigdata o smalldata, lo importante es conocer al usuario.  De lo que a estas alturas no cabe duda es de que los datos se han convertido en la principal fuente de conocimiento de éstos. El gran reto de las organizaciones periodísticas es crear una cultura del dato como eje del conocimiento del usuario. La analítica web, la escucha activa, los datos de registros, etc. deben estar en la cabeza de todos y cada uno de los miembros de la organización sin excepción, desde el CEO al último redactor, pasando por el equipo comercial.

2. Apuesta por la comunidad

Para los medios “lo social” va más allá de las redes sociales y hay que interpretarlo como la capacidad de crear comunidades en torno a una marca y por tanto de interactuar con los usuarios. Los medios nativos llevan en su ADN la generación de comunidades, eldiario.es o Materia son buena muestra de ello. Además, la escucha activa es la vía directa más rápida para saber cuáles son sus intereses. La creación de comunidades en torno a las marcas es uno de los principales retos a los que se enfrentan los medios online tradicionales, piedra angular de los modelos de ingresos en el futuro. Si no lo es ya, debería ser una de las obsesiones de los responsables y gestores de las compañías.

3. Omnicanalidad

La aparición y auge de teléfonos inteligentes y tabletas representan un hito en el consumo de medios digitales. El mobile se ha convertido en una categoría en sí misma para el sector, que implica cambios fundamentales, tanto en el desarrollo de productos y servicios, como de nuevos modelos de negocio. El auge de los dispositivos móviles y la hiperconectividad (lo que hemos denominado el mobile) permite reinterpretar a McLuhan y considerar que el  “mobile se ha convertido en el mensaje”

4. El Contenido

En el offline, cuando los medios controlaban la cadena de distribución, el contenido era el rey. En el ecosistema digital, un mundo de abundancia y distribuido, la pérdida del control de la distribución ha puesto de manifiesto que el contenido por sí solo es un rey con poco poder. El equilibrio más complejo para los medios tradicionales, que parten de unos estándares de calidad clásicos, es adaptarse a las demandas de los nuevos usuarios sin perder la esencia de sus contenidos y líneas editoriales. Es el efecto del “dilema de la innovación” de Christensen aplicado a los medios.

El éxito de los “customer media” no está en ser digital “perse” sino en que han sabido poner los datos (big o small) al servicio del medio, ya sea para mejorar la toma de decisiones editoriales, de producto y/o de negocio, han conseguido canalizar el potencial de las redes sociales para generar comunidad y dirigir audiencias a sus sites, así como saber aprovechar las oportunidades de cada canal ofreciendo al usuario lo que requiere en cada momento y en cada lugar. En definitiva, pensar que el usuario sí es verdaderamente el REY.

Internet expandida

data2

El pasado mes de marzo se cumplieron 25 años desde que Tim Berners-Lee, un físico que por entonces trabajaba en el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) en Ginebra, ideó un “sistema de distribución de documentos de hipertexto” lo que hoy conocemos como la WWW. En estos 25 años hemos asistido a la popularización de la web, y con ello, a una de la revoluciones tecnológicas más importantes de la historia de la humanidad cuyas implicaciones, con sus claros y oscuros, solo ahora empezamos a comprender en toda su dimensión. Un cuarto de siglo en el que han surgido cambios que han ido dando paso a diferentes etapas: la burbuja .com, la internet social, etc.

Tras muchas especulaciones, aciertos y fracasos cometidos durante este corto pero intenso período de tiempo empezamos a entender la dimensión del fenómeno y los pilares sobre los que se está construyendo la actual WWW sustentada en la nube, lo social, el mobile, la internet de las cosas y los datos; en definitiva, una Internet expandida.

Acceso a la nube

La nube se ha consolidado como el modelo sobre el que se desarrolla el ecosistema digital. Por ello el acceso se ha convertido, como anticipara el sociólogo y economista Jeremy Rifkin, en la puerta de entrada a la economía digital. Esta vía, muy fructífera desde el punto de vista de ingresos, sigue estando dominada en su mayoría por los operadores de telecomunicaciones, poseedores de las redes, tanto fijas como móviles. Aunque la barrera de entrada sigue siendo muy elevada, es previsible que paulatinamente pueda ir cambiando, como pone de manifiesto la apuesta de Google Facebook por crear redes alternativas. Según estimaciones de Deloitte, la actividad económica vinculada a la conectividad, solo en los países en vías de desarrollo, podría generar un aumento del 72% en la tasa de crecimiento del PIB, y más de 140 millones de nuevos puestos de trabajo. La nube impone sus propias reglas de funcionamiento que a su vez van configurando la arquitectura de la economía digital.

La era post PC: ‘mobile’ y más allá

Se estima que durante el último trimestre de 2013 el número de tabletas, vendidas superó por primera vez al de PCs. Concretamente en EEUU, el pasado mes de enero los usuarios utilizaron por primera vez más teléfonos inteligentes y tabletas que PCs para acceder a Internet. Los dispositivos móviles representan ya el 55% del uso de Internet. El móvil se ha constituido en una categoría en sí mismo, desbancando al PC como puerta de entrada a Internet, lo que conlleva profundos cambios en usos y hábitos de comportamiento.

article_495_contents_5931_originalDesde el año 2009 las ventas de smartphone y tabletas se ha disparado mientras que el crecimiento de PCs tanto en el ámbito empresarial como en el hogar se estancaba.  De esta forma, se está configurando una nueva generación digital constituida por los que hemos venido a llamar “nativos móviles” aquéllos cuyo principal acceso a Internet se realiza a través de dispositivos móviles. La principal función del dispositivo ya no es hablar sino estar conectado. El auge de los dispositivos móviles implica cambios en los hábitos  de los usuarios. Según datos reportados por Facebook esta misma semana casi el 27% de sus usuarios accede a la plataforma exclusivamente a través del móvil, mientras los que acceden exclusivamente a través de PCs son sólo el 21% de su base total de usuarios. Por todo ello podemos hablar de una nueva generación, los denominados “nativos mobile”: aquellos usuarios, empresas e incluso países que han encontrado en los dispositivos móviles una forma de acelerar su incorporación a la sociedad digital.La Internet social

En 2004 Tim O’Reilly popularizaba el término Web 2.0 para describir la evolución que estaba experimentando Internet gracias a las nuevas plataformas, blogs, wikis, redes sociales, etc. que permitían la participación de los usuarios. Con este término se clasificaban a todos aquellos sitios en los que los usuarios participaban de forma activa y/o colaborativa en la creación y compartición de información.

En estos diez años no se ha consolidado un modelo de negocio claro vinculado a los medios sociales, pero éstos se han hecho imprescindibles para cualquier negocio. Ya sea para la generación de audiencia, para mejorar la atención al cliente o para la captación de datos, la “capa social” se ha convertido en un atributo indispensable para todos los negocios digitales. Parece difícil hacer negocio con la internet social, pero todo negocio necesita ser social.

Internet de las cosas (IoT)

Si el éxito indiscutible de la web social ha sido poder conectar y hacer participe a las personas, se estima que más 1/3 de la población mundial está conectada, el siguiente paso es la interconexión de objetos, lo que supone un cambio de escala y probablemente de modelo de Internet.

Las previsiones sobre la velocidad de crecimiento varían dependiendo de la fuentes, pero parece evidente que su crecimiento será exponencial estimándose que en 2017 el número de objetos conectados supere al conjunto de PCs, smartphone y tablets.
Captura de pantalla 2014-05-01 a la(s) 17.55.31
La Internet de las cosas (que excluye PCs, tabletas y smartphones) se prevé que la IoT pueda alcanzar, dependiendo de las fuentes entre 26.000 50.000 millones de objetos conectados en 2020. La IoT ofrece nuevas oportunidades y nuevos modelos de negocio, más que la Internet social y representa un salto de escala en magnitud.Los datos

¿Y qué hace mover esta nueva Internet expandida? Parece que existe consenso en que los datos son el combustible que impulsa la economía digital. Toda nuestra vida digital deja rastro: los sitios que visitamos, los enlaces a una marca o a una noticia, nuestras relaciones y contactos en las redes sociales, todo se convierte en datos, que correctamente gestionados, pueden llegar a ser una gran fuente de valor.

A lo largo de la historia la relación de los usurarios con las pantallas ha ido en aumento. A medida que éstas se han ido aproximando, desde la pantalla del cine a la de los teléfonos móviles, la captación de datos ha ido en aumento, lo que ha permitido un mayor conocimiento del usuario.

En esta continúa e imparable aproximación las pantallas que han llegado más recientemente son las de los denominados wearables (gafas, pulseras, relojes, anillos, etc.) pero éstas no serán las últimas, ya están aquí los ‘parches conectados’ o smart skin. La magnitud y personalización de los DATOS es inversamente proporcional a la distancia que nos separa de las pantallas con las que interactuamos.

Estamos, por tanto, inaugurando una nueva etapa de la web de magnitudes impensables hasta la fecha, y cuyo impacto, tanto económico como social, es imprevisible. Bienvenidos a la Internet Expandida

Zite & Flipboard, la información en la era mobile

Flipboard ziteCuando aún no se han apagado los ecos de la compra de WhatsApp por Facebook, una nueva operación vuelve a poner de manifiesto el interés y necesidad de las empresas digitales por posicionarse en el mundo mobile. El pasado día 5 de marzo se conocía que Flipboard, una revista personalizada creada  a partir de contenidos subidos a las  redes sociales y de webs de noticias, compraba Zite a CNN Wordwide, su actual propietaria.

Ni por volumen, alrededor de 60 millones de dólares frente a los 19.000 pagados por WhatsApp, ni por número de usuarios, este nuevo movimiento empresarial, al que no es difícil imaginar que pronto le seguirán otros, tendrá el mismo impacto mediático. Pero por sus peculiaridades, la unión de Flipboard y Zite, no deja de tener gran interés, sobre todo, por las posibles repercusiones en el futuro para el desarrollo de nuevos modelos relacionados con el  sector de la información.

Zite es un servicio “mobile puro”, es decir, una aplicación pensada por y para dispositivos móviles: smartphone y tablets. Básicamente se trata de un agregador inteligente de noticias que permite un alto grado de personalización y que aprende a partir de las preferencias y valoraciones del usuario, uno de los aspectos fundamentales para su compra según la nota de prensa que comunicaba la operación.

Pese a su corta vida, la aplicación que originalmente sólo estaba disponible para IOS fue lanzada en 2011, Zite presenta una intensa carrera. A penas cinco meses después de su lanzamiento fue adquirida por CNN, filial de Time Warner, por una cantidad no desvelada pero que alguna fuentes cuantificó en torno a los 20 millones de dólares. En apenas tres años vuelve a cambiar de manos. Por su parte, CNN no quiere desvincularse del todo y como parte del acuerdo Flipboard lanzará varias de sus revistas a través de su plataforma.

Zite es la plataforma “nativa mobile” que mejor ha desarrollado un modelo de servicio de noticias, un “spotify” de noticias personalizado y enriquecido con la experiencia y uso del lector. Zite, en definitiva, ofrece la posibilidad de disponer de un servicio de noticias en forma de flujo informativo personalizado. Como aseguró entonces KC Estenson, gerente general de CNN Digital, “Zite representa la siguiente generación para el descubrimiento y publicación de contenidos personalizados”. Modelos líquidos para nuevos entornos cambiantes en busca de su supervivencia.

La necesidad de tener una posición de liderazgo en el mobile ha agitado el sector y parece que Facebook quiere ganar esta carrera a cualquier coste. A pesar de tener su propio servicio de intercambio de fotos compró Instagram por 1.000 millones de dólares. Aún habiendo invertido en el desarrollo de Facebook Messages la compañía de Mark Zuckerberg acaba de comprar WhatsApp y hace unas semanas anunció el lanzamiento de Paper, un agregador con muchas similitudes a Flipboard. Con la compra de Zite Flipboard se convierte en líder indiscutible de su categoría, la de los “agregadores inteligentes” de noticias. Acabará comprándola Facebook?

Articulo publicado previamente en Informativostelecinco.com

¿Tienes estrategia en movilidad?

moviles estrategiaRecientemente hemos sabido que por primera vez en todo el mundo el tráfico de internet a través de tabletas superó al de teléfonos inteligentes. Las tabletas conducen, según el estudio realizado por Adobe, el 8% del tráfico total frente al 7% de las los ‘smartphones’. La penetración mundial de móviles supera ya el 89% de la población mundial de los cuales, aproximadamente entre un 15 y un 20%, corresponden a teléfonos inteligentes. Datos relevantes para entender la rápida evolución del ecosistema móvil.

Por simplificar y, a falta de un nombre más acertado, la movilidad se ha convertido en una categoría en sí misma, englobando el ecosistema de plataformas y dispositivos portables con capacidad de conexión a internet. Para entendernos, cuando nos referimos a los móviles cada vez hacemos menos referencia a celulares destinados a la transmisión de voz. Hagan la prueba y ofrézcanle a su hij@ adolescente un móvil sin conexión de datos a ver qué les dice.

Cuando todavía estamos analizando el impacto de internet en nuestras vidas, la movilidad está ya acelerando y transformando, a su vez la revolución digital, incidiendo en la relación de las compañías con los usuarios, con los empleados y con el resto de ‘stakeholders’. En el año 2016, según Forrester, 350 millones de empleados utilizarán de forma habitual teléfonos inteligentes para el  desempeño de sus funciones de los cuales 200 millones aportarán su propio dispositivo. Todo un síntoma.

Ante este escenario las empresas no pueden quedarse paradas, la movilidad representa para muchos negocios un cambio de modelo. Si internet supuso un cambio de modelo la movilidad es, en muchos casos, una nueva trasformación de la cadena de valor y, por tanto, de los negocios y de las organizaciones.

La salud o la banca parecen sectores llamados a liderar este proceso de cambio. Datos correspondientes al año 2012 indican que en el Reino Unido, más del 20% de la población realizó alguna operación bancaria a través de sus terminales móviles. En los Estados Unidos el 43% de las búsquedas de información médica se realizaron por medio de un teléfono móvil frente el 27% que se llevó a cabo a través de un ordenador. No es de extrañar que se hable ya de mbanking” y “mhealth” de manera habitual.

A todo lo anterior hay que añadirle el impacto que la movilidad tiene sobre los social media y la capacidad que le confiere al usuario para interactuar con las empresas y las marcas. Ahora el poder de los usuarios está en sus bolsillo.

Como sucedió con la llegada de internet o la irrupción de las redes sociales, para las organizaciones disponer de una estrategia en movilidad no reside únicamente en tener presencia en las diferentes plataformas. Está extendida la idea de que tener una estrategia en movilidad consiste en tener un par de ‘apps’, una para Android y otra para IOS. Como si de la famosa escena de los Hermanos Marx de Una noche en la ópera se tratara, muchas de las reuniones para definir la estratégica digital finalizan inevitable con “y también dos huevos duros”.

Por ello empieza a hablarse de la necesidad de establecer dentro de las organizaciones equipos orientados a crear una estrategia en movilidad para toda la compañía, más allá de la creación de ‘apps’. De esta forma, en algunas empresas comienza a emerger la figura del Chief Mobility Officer (CMO), un nuevo rol directivo con capacidad técnica y de negocio, orientado a liderar y coordinar la estrategia global en movilidad en toda la organización y que, a buen seguro, no terminará la reunión con: “y también dos apps”.

Este post fue publicado en Teknautas el 11/03/2013