MWC 2017: La inteligencia toma la feria

Artículo publicado en El País el 25/02/2017

Un año más está aquí el Mobile World Congress, la feria tecnológica más importante de Europa y una de las referencias de todo el mundo. Nótese que hacemos hincapié conscientemente en que es “tecnológica” porque, aunque el protagonista sigue siendo el mobile, la feria cada vez más lo trasciende, abarcando el mundo digital en su conjunto. Muestra también del imparable proceso de convergencia en el que la tecnología se ve sumida y en el que el “mobile” funciona como puente entre los nuevos ecosistemas que se están constituyendo y que se superponen. En este sentido, las plataformas serán uno de los ámbitos más relevantes de la feria de este año.

La conquista digital de nuevos entornos se sucede. Destaca en esta edición el coche conectado como el nuevo entorno en el que confluyen plataformas, hardware y aplicaciones, y en el que el mobile actúa como aglutinador y puente con otros ecosistemas como la smart home o la Internet de las cosas (IoT).

Pero si hubiera que anticipar un claro protagonista en el MWC17, este sería, sin duda, la inteligencia artificial, que ya empieza a formar parte de nuestro entorno más cercano, a veces sin darnos cuenta. La “tangibilización” de su uso se manifiesta, como se pondrá de manifiesto en esta edición en innumerables servicios, ya sea en forma de bots, sistemas de análisis de big data, reconocimientos de imágenes o biométrico. Otro de los principales atractivos de la feria será, previsiblemente, el auge de los asistentes personales mediante voz. Lenovo, Huawei o Google, entre otros, aprovecharán a buen seguro la feria de este año para mostrar sus novedades en este campo.

Este año se cumple el décimo aniversario del iPhone de Apple. Su lanzamiento supuso el auge de las pantallas táctiles. Superada esta primera fase, nos adentramos en otra en la que comenzamos a interactuar a través de la voz que se convertirá en el interfaz predominante en los próximos años. La convergencia entre la inteligencia artificial y la voz dará comienzo a una nueva era de interfaces en la que pasaremos de “tocar” la tecnología a hablar con ella

Respecto a las presentaciones de nuevos dispositivos, que siguen siendo uno de los principales reclamos de la feria, parece que este año, a la espera de sorpresas de última hora, no nos deparará innovaciones tan disruptivas como en otras ediciones. Se esperaba que Samsung aprovechara el MWC para hacer la presentación del Galaxy 8, después de su annus horríbilis debido a las explosiones de las baterías del Note7, que precisamente se presentó en la pasada edición del MWC. Sin embargo, parece lógico que la compañía coreana no quiera arriesgarse a un nuevo fiasco intentando llegar al mercado antes de tiempo.

Además, habrá que estar atentos a las habituales presentaciones de nuevos modelos cada vez más potentes en prestaciones y con nuevas funcionalidades como las cámaras duales de la gama alta de Huawei o el ZTE Gigabit, con capacidad para conexiones a velocidades de gigabit, modelo que se anticipa a las posibilidades que ofrecerán las nuevas redes 5G que también tendrán un espacio relevante este año en Barcelona. También cabría destacar el regreso de Nokia en su nueva andadura sin Microsoft y en alianza con FoxConn, la empresa china proveedora de los principales fabricantes de móviles de todo el mundo, que tiene previsto reemplazar a más del 50% de su plantilla por robots. Otro síntoma de los tiempos de transformación que está experimentando el sector.

Aunque es posible que se puedan ver algunos prototipos de teléfonos flexibles o dobles pantallas, todavía parece pronto para su explotación masiva. Tampoco es previsible que vayamos a encontrar grandes novedades en el campo de las tabletas o al menos no lo suficientemente significativas para revertir la imparable caída de su venta a nivel mundial.

Por su parte, la realidad virtual, la realidad aumentada y el vídeo 360 recobran protagonismo en su convergencia con el mundo material, dando lugar a la denomina realidad mixta (mixed reality) que abre posibilidades insospechadas para el mundo del entretenimiento en general y de los videojuegos en particular.

Parece por tanto que la inteligencia artificial se confirma como el catalizador de las diferentes tecnologías que confluyen bajo el paraguas del mobile, inaugurando una nueva era. El MWC celebra su 12 edición desde que se realiza en nuestro país y podemos volver asegurar que la transformación mobile no ha hecho más que empezar. Ajústense los cinturones que vienen curvas.

La transformación de la distribución: tecnología o abstracción?

La semana pasada se celebraron dos de los principales eventos que tienen lugar en nuestro país a lo largo del año. Mientras en Barcelona se celebraba el Mobile World Congress, en Madrid se inauguraba ARCO que conmemoraba su 35 edición. Dos eventos muy distantes en temáticas, público y objetivos aunque a ambos les une un gran interés mediático. Lo que me lleva a relacionar ambos eventos es el papel protagonista que tienen los periódicos nacionales en ARCO, con stand y artistas propios, frente a la escasa o nula presencia institucional de éstos en la feria tecnológica más importante que se celebra en nuestro país.

Seguramente las razones para tener más presencia en el mundo de la “abstracción” y no tanto en el de la tecnología sean más mundanas de lo que pensamos, pero no deja de ser una metáfora del rol que están llamados a desempeñar los medios en el nuevo ecosistema digital.

Los medios no han dejado de evolucionar y transformarse digitalmente durante los últimos años, intentando adaptarse a cada innovación tecnológica. Sin embargo, y cuando parecía que el modelo web podría funcionar, asistimos a un cambio más importante, si cabe, que los acontecimientos que hemos vivido hasta el momento. Nos referimos a la transformación de la distribución provocada principalmente por el proceso de confluencia del “mobile” y de las redes sociales, lo que ha venido a denominarse la era Post PC o “Post web” (@Antonello dixit)

Tradicionalmente, los medios han controlado casi la totalidad de la cadena de valor del negocio de la información, pero con la llegada de Internet y la aparición de nuevas plataformas de distribución se han visto paulatinamente desplazados.

Aunque los medios han demostrado que son casi irremplazables para la interpretación de la realidad y para contar historias, su rol en la cadena de valor ha cambio irremisiblemente. No es nuevo, los medios no han liderado ni controlado ninguna de las sucesivas plataformas tecnológicas -web, redes sociales, mobile o la emergente IoT- que se han se han ido sucediendo con la digitalización. Progresivamente los diferentes agentes: Google en la web, Apple en el móvil o Facebook en las redes sociales han ido desplazando a los medios en la cadena de valor para situarles en un extremo, el de la creación. Un eslabón fundamental pero de menor relevancia en lo que se refiere al negocio y que por tanto debe hacer repensar su estrategia de cara a futuro.

Precisamente, coincidiendo en el tiempo con el MWC se han puesto en marcha dos iniciativas que apuntan en esta dirección. La implementación de Accelerated Mobile Pages (AMP) de Google y el lanzamiento de los primeros artículos en Facebook Instant. Aunque ambos dan respuesta a los nuevos hábitos de consumo de contenidos y pueden suponer para los medios un cambio a distribución de los contenidos representan dos modelos diferentes. El de Facebook está orientado al consumo del contenido en el entorno de su plataforma y el de Google, aparentemente un facilitador para mejorar la descarga de las páginas en móviles, es el intento del buscador de migrar su modelo web al móvil.

En este sentido, el movimiento de Google es sumamente interesante ya que tras una iniciativa en apariencia puramente tecnológica subyace el intento de Google de trasponer el papel preponderante que ha disfrutado en la web al móvil.

AMP

Solo hay que observar el carrusel que aparece en las búsquedas, para percatarse de que el AMP puede convertirse en el SEO de la era Post-web. De nuevo la relevancia de la información, y por tanto el control de la atención, en manos del algoritmo.

El negocio digital aunque a veces parezca próximo a la abstracción sigue estando en poder de la tecnología.

Observatorio de los #customermedia feb2015

big data y mediosDesde evoca continuamos con nuestro resumen de lo más relevante que ha acontecido en los #customermedia durante el mes de febrero:

1. A la espera de conocer más resultados del cierre de 2014, parece que los ingresos digitales de los grandes medios empiezan a despegar. Gannett, por ejemplo, alcanzó durante 2014 los 345,4 millones de dólares, lo que supone un incremento del 76,6% respecto al año anterior. Los buenos resultados de Financial Times se deben al incremento en el número de suscriptores digitales que representan ya el 70% del total. Para The New York Times los resultados no han sido tan buenos, a pesar de que el número de suscriptores digitales de pago ha crecido sustancialmente, habiéndose superado los 910.000, sus ingresos globales siguen estancados.

2. La guerra por captar el talento de la competencia que comenzó a finales del año pasado se recrudece. Mientras Buzzfeed contrataba como “Chief Revenue Officer” a Lee Brown proveniente deYahoo, CondeNast fichaba al experto en datos de Buzzfeed para convertirlo en su “Vice President of Growth and Data Science”. Otra medio cada vez más habitual de captar talento es por vía adquisición. De nuevo hay que hacer referencia a Buzzfeed que con la compra de Gopop incrementa su equipo especializado en“mobile”. Es previsible que este tipo de movimientos proliferen en el trascurso del año.

3. En nuestro país, la puesta en marcha de El Español, que con más de tres millones de euros recaudados, supone el record mundial de crowdfunding para una organización periodística, parece haber activado el mercado de fichajes de periodistas digitales. Fernando Baeta, Jordi Pérez Colomé y Pablo Romero son las últimas incorporaciones al proyecto de Pedro J. Por su parte, Carmela Ríos se acaba de incorporar a Unidad Editorial como responsable de nuevas narrativas periodísticas.

4. Obama, como sus antecesores en la última fase de mandato, incrementa su presencia en los medios para hacer balance de su legado. Lo novedoso es que, por primera vez, el Presidente ha incorporado en estas entrevistas a los customemedia, con la intención de llegar a nuevas audiencias: los “millennials”. Los escogidos han sido Buzzfeed, Vox y re/code.

5. Para atraer la atención de las audiencias más jóvenes las empresas de noticias parecen apostar por el vídeo. Así se pone de manifiesto con el lanzamiento por parte de Reuters de su app de TV, que en palabras de sus creadores quiere convertirse en el “Netflix de las noticias”, o el relanzamiento deFusion.net que surgió precisamente de una alianza entre ABC-Univisión para posicionarse en el mundo de los millennials.

6. Tras unos años en los que apenas ha habido novedades relevantes en el mundo del podcast en lo que llevamos de año estamos asistiendo al resurgimiento de los formatos de audio. Parece que el éxito de Serials e Invisibilia o Theory of Everything inaugura una nueva era para el podcast. Precisamente una de las últimas apariciones en público del recién fallecido David Carr fue para moderar una mesa redonda con el ilustrativo título “Serial and the Podcast Explosion. Por último no hay que olvidar el esfuerzo por la innovación de NPR que se pone de manifiesto en proyectos como Song we love”.

7. No podemos terminar este recorrido sin hacer una mención al TT mundial del “color del vestido” que ha provocado innumerables debates sobre la capacidad de “viralidad” de los customermedia y sobre el riesgo de la vacuidad y superficialidad que representa para los medios intentar imitar este tipo fenómenos. El debate está servido.

#MWC2015

#MWC2015Coincidiendo con la inauguración de la última edicición del #MWC2015 desde evoca imagen publicamos en el diario El País el artículo que a continuación reproduzco. Al mismo tiempo realizamos una infografía con 10 datos que sirven para ilustrar el estado actual del mercado móvil.

El sector del móvil se ha convertido en uno de los motores de crecimiento de la economía global y probablemente en uno de los que la crisis económica ha afectado en menor media. Se estima que el sector móvil alcanzó durante el pasado año 3,3 billones de dólares (millones de millones) a nivel mundial y que es directamente responsable de once millones de puestos de trabajo. Al finalizar 2014 existían alrededor de 7.100 millones de suscriptores de móviles, de los cuales 2.700 corresponden a teléfonos inteligentes. Todas las previsiones de crecimiento son espectaculares. Un dato más: para 2020 el 90% de la población mundial de más de 6 años de edad dispondrá de un teléfono móvil.

En este contexto, la primera semana del mes de marzo abre sus puertas en Barcelona la XI edición del Mobile Word Congress, la feria de referencia del mundo de los móviles, en la que cada año se agolpan las presentaciones y novedades de tecnologías, dispositivos, redes y servicios. El móvil se ha configurado como un ecosistema en constante evolución, y cada vez más complejo y diverso. Con el ánimo de ayudar a interpretar la avalancha de novedades y no perdernos, hemos seleccionado 10 claves fundamentales que recogemos a continuación.

MÓVIL PAGO.

Llevamos años escuchando que éste sería el definitivo para el despegue masivo del pago a través del móvil y, aunque tecnológicamente existen diferentes soluciones, la realidad es que hasta la fecha no ha sido así. La razón abría que buscarla en los intereses enfrentados de los distintos agentes implicados: operadores, fabricantes de dispositivos móviles y de tarjetas, bancos, nuevos medios de pago y las tecnológicas, ninguno ha conseguido el uso extensivo de una solución estándar. Mientras Apple en alianza con American Express o Samsung con Visa se han decantado por la tecnología NFC (Near Field Communication) al incorporarla en el lanzamiento de sus nuevos dispositivos, Google está trabajando en Google Plaso, una solución basada en tecnología Bluetooth de inminente lanzamiento.

CHAT APPS.

Las “messaging apps” como WhatsApp, Snapchat, o Line, entre otras, son sin duda uno de los servicios que más impacto han tenido en la forma de comunicamos. Estas aplicaciones, que nacieron como medio asíncrono de comunicación, principalmente entre los más jóvenes, están evolucionando rápidamente para desarrollar nuevos servicios. Por ejemplo, Snapchat ha anunciado que comenzará a ofrecer a los usuarios contenido editorial original. Para ello contará con la colaboración de ESPN, CNN o National Geographic. Por su parte Line, con más 500 millones de usuarios, acaba de presentar Line@: una plataforma para pequeñas y medianas empresas y usuarios profesionales que permitirá la comunicación con sus clientes. Además, está previsto que incorpore próximamente un servicio para realizar pagos. En este sentido, la capacidad que tiene de llegar a un público joven no bancarizado la sitúa en una posición privilegiada para explorar nuevos modelos de negocio.

WEARABLES.

En apenas un par de años, desde la llegada de los denominados “wearables” -pulseras relojes- su crecimiento ha sido exponencial, impulsando y enriqueciendo el ecosistema móvil. Los wearables se han convertido en un importante mercado que ofrece infinidad de nuevos negocios vinculados a los datos y que ya están trasformado sectores como la salud o la publicidad. Según los datos aportados por Business Insider, si 2014 se cerró con unas ventas globales de unos 33 millones de dispositivos, en 2019 se podrían alcanzar los 148 millones. De los diferentes dispositivos que conforman los “wearables”, los relojes inteligentes (smartwatches) parecen ser la estrella protagonista, representando el 59% del total de los vendidos.

COCHES CONECTADOS.

A la espera de la llegada de los coches sin conductor, asistimos a una carrera para conectarlos a Internet e integrar servicios de apps. A la conquista de este nuevo mercado se han lanzado fabricantes, operadores o empresas tecnológicas pero, una vez más, los diferentes intereses y prioridades pueden convertirse en un importante obstáculo. Como sucede con el móvil pago, empiezan a consolidarse alianzas y asociaciones entre los diferentes protagonistas como General Motors con AT&T o Chrysler con Sprint Nextel. A pesar del las barreras y obstáculos a las que se enfrente el sector, si las comparamos con otros, el mercado global de coches conectados, que incluye dispositivos, software, apps, etc. superó según el GSMA en 2012 los 13.000 millones de dólares y se prevé que alcance los 39.000 millones en 2018.

HACIA EL 5G.

Aunque el despliegue de redes LTE (4G) sigue a buen ritmo, ya existen alrededor de 400 millones de suscriptores, parece que todavía es un número insuficiente para satisfacer las necesidades de conexión del futuro. Todo apunta a que la Internet de las Cosas (IOT) represente que en 2020 existan más de 50.000 dispositivos conectados. Por todo ello, ya se está planificando el desarrollo de la 5ª generación de redes y, según la UIT, las primeras pruebas podrían empezar a realizarse en 2018. Los experimentos que se están llevando a cabo sobre redes 5G alcanzan velocidades de 1Gbps, lo que supone poder descargar una película en alta definición en menos de 30 segundos.

PHABLETS.

Este año uno de los protagonistas de la feria será, sin duda, las diferentes versiones de los denominados Phablets: un híbrido entre smartphone y tableta cuya pantalla tiene un tamaño de entre 5-8 pulgadas. Mientras los smartphone crecen en tamaño para parecerse a las tabletas, sus ventas se resienten significativamente. Por primera vez desde su aparición el mercado de tabletas ha descendido un 3% durante el último trimestre del año. Según las previsiones, las ventas de los Phablets en 2019 triplicarán a la de las tabletas. El aumento del tamaño de las pantallas puede estar relacionado con el consumo que los usuarios hacen de servicios y contenidos, lo que puede tener importantes consecuencias en el crecimiento de la inversión publicitaria en móvil.

BEACONS.

Los beacons o balizas son pequeños componentes de hardware de bajo coste. Se colocan en el interior de cualquier tipo de establecimiento, facilitando la localización, el seguimiento y la comunicación mediante la tecnología bluetooth, lo que les permite ofrecer promociones u otro tipo de información o servicio. Su despliegue ha comenzado ya y las previsiones son espectaculares. Según ABI Research’s, en 2019 más de 60 millones de balizas estarán operativas en cualquier tipo de comercio. Las cada vez más factibles soluciones de hardware y software que permiten utilizar los dispositivos móviles como punto de venta (mPOS) en establecimientos presagian una profunda transformación en el sector retail.

Con la Internet de las cosas confluyen varias tendencias de consumo global: el creciente interés por la salud y el ejercicio físico, la moda de los “wearables” o la preocupación por la alimentación saludable, son solo algunos de los ejemplos. Ello explica que muchas marcas provenientes de diferentes sectores apuesten por impulsar su componente tecnológico ya sea a través de alianzas o de adquisiciones. Es el caso de Under Armour, la compañía de ropa deportiva que ha anunciado la reciente compra de MyFitnessPal por 475 millones de dólares, o la de Endomondo por 85, convirtiéndose en la mayor comunidad online del mundo. Además, y según fuentes conocedoras de la operación, también estarían colaborando con HTC en el desarrollo de su primer “smartwatch”, noticia que podría anunciarse durante la celebración del Congreso.

APPLE.

Aunque por tradición siempre está ausente de este tipo de eventos, una vez más su alargada sombra llegará hasta los pabellones de la Feria. El sector, siempre atento a los movimientos de la empresa de la manzana, seguro que tendrá muy en cuenta los últimos resultados publicados y que corresponden a su primer trimestre fiscal. Durante este periodo Apple ha registrado unos ingresos de 74.600 millones de dólares, un record sin precedente. Y su gran estrella sigue siendo el iPhone, que representa el 69% de sus ingresos. En total vendió 74,5 millones de unidades del dispositivo, lo que supone un incremento de un 46% si se compara con el mismo periodo del año anterior, y que equivale a vender 34.000 teléfonos a la hora.

infografia-economia-movil-web

‘Millennials’ y medios

Con el tiempo hemos asistido a una cierta desmitificación de los ‘nativos digitales’ como abanderados de la sociedad digital. Parece demostrado que la relación de los, también denominados millennials, con la tecnología no es más avanzada y sofisticada que la de los inmigrantes digitales. Si bien es cierto que existen diferencias significativas con respecto a sus progenitores en lo que se refiere al consumo de contenidos audiovisuales, a cómo ha evolucionado su modelo de comunicación instantánea vinculada a la movilidad y a su relación con la información. Una información sustentada, en mayor medida, en sus relaciones sociales en las redes que en los prescriptores tradicionales.

Conocer las claves de cómo las generaciones más jóvenes se informan y comparten contenidos de cara a poder conectar con ellos se ha convertido en una obsesión para las marcas y, por extensión, para los medios. Las cabeceras tradicionales, a su vez, asisten a un paulatino envejecimiento de su público: dos tercios de la audiencia de los medios estadounidenses está compuesta por personas mayores de 55 años. Sólo las revistas de moda y belleza o tendencias como Cosmopolitan y Esquire siguen manteniendo el interés de los millennials.

Fuente: % de usuarios millennialsDigiday a partir de Comscore, 2014

Son los customer media los que parecen haber sintonizado mejor con las demandas e intereses informativos de los millennials. Sitios como BuzzFeed, Circa, Upworthy, Vocative o Vox, entre otros, aglutinan audiencias mayoritariamente juveniles. Cabría destacar a Elite daily que, con un 71% de lectores entre 18 y 34 años, bien puede autodefinirse como “The Voice of Generation Yo a Mic.com, que en poco tiempo se ha convertido en otra de las web de referencia para los jóvenes en el mismo rango de edad. Según datos Comscore el 60% de los usuarios de Mic no superan los 34 años.

Nada como ser uno de ellos para saber cómo consumen información y como la viralizan. Es el caso de Emerson Spartz, al que el New Yorker ha definido en un artículo titulado The virologis como “el emprendedor que ha construido un imperio agregando memes”. Spartz de 27 años es el creador de alguno de los sitios que más impacto están teniendo actualmente entre los jóvenes de los EEUU como Dose.com. Aunque evidentemente sus contenidos están lejos de poder considerarse como “periodismo de calidad”, resulta indiscutible la capacidad de atraer la atención de la nuevas audiencias y, por tanto, el interés de los anunciantes.

Entre las características de los customer media: su orientación al consumo a través de dispositivos móviles y en redes sociales, junto con la obsesión por la analítica y el dato para conocer los intereses de los usuarios son algunas de las claves que les hace tan atractivos para los jóvenes. En España los grandes medios on line no son ajenos a esta tendencia y han comenzado ya a experimentar con nuevos formatos inspirados en los customer media. Es el caso de ElPaís.com con verne, ElMundo.es con loc, o Cuatro con coolfiction.Seguro que veremos muchos más a lo largo de 2015.

Los #customermedia: entre la plataforma y el contenido

medios contenido tecnologiaAunque los modelos de pago ya empiezan a dar resultados para algunos sitios de referencia como The Wall Street Journal, Financial Times o The New York Times, no parece que a corto plazo se conviertan en la fuente de ingresos que permita de forma generalizada la supervivencia de los medios on line. Por ello, durante algún tiempo, la principal fuente de ingresos seguirá siendo la publicidad. El actual modelo publicitario digital, aunque en revisión y en pleno proceso de transformación, aún se sustenta en la generación de grandes audiencias.

La estrategia para atraer audiencias ha evolucionado al mismo tiempo que lo hacia la propia Red. Hasta la llegada de las redes sociales, el posicionamiento en buscadores, es decir en Google, era la vía inevitable para atraer a la audiencia. Con la llegada de las redes sociales y el auge de los móviles, los hábitos de acceso a la información de los usuarios ha cambiado drásticamente; lo que ha provocado que tengan que incluir equipos especializados para saber cómo posicionarse adecuadamente en cada una de ellas o hacer posible el consumo de sus contenidos. Yaanticipábamos en 2010 cómo crecería la generación de tráfico hacia los medios proveniente de las redes sociales y cómo han evolucionado las estrategias de los medios al respecto. Se ha llegando al caso de que en Buzzfeed se insta a sus redactores a no pensar tanto en términos de SEO sino en cómo resultar atractivos en las redes sociales. De esta forma, desde hace algunos meses su CMS permite editar y modificar las URL que antes se generaban de forma automática para que los redactores puedan “jugar con éstas y obtener mejores resultados de tráfico”. Lo que ha venido a denominarse como estrategias de “social URL

Se da la paradoja de que uno de los grandes activos de los medios on line tradicionales sigue siendo la capacidad de sus marcas para generar audiencias, pero en un ecosistema en el que son dependientes de plataformas en manos de terceros. El control de tres de las principales vías que dan acceso a los sites de información y entretenimiento: buscadores, redes sociales y apps están en manos de compañías tecnológicas. Es significativo que ninguna de las plataformas de distribución digital haya sido creada por un medio de comunicación. La innovación y disrupción en este sentido ha sido ajena al sector.

Desde los inicios de Internet los medios han luchado, en la mayoría de los casos sin éxito, para convertirse en plataformas tecnológicas. Recordar en este sentido los fracasos en el lanzamiento o en la adquisición de redes sociales por parte de alguna de las cabeceras tradicionales. Ha sido la llegada de los “customer media”, en su calidad de modelos híbridos a medio camino entre plataformas tecnológicas y editores, los que parecen haber encontrado un equilibrio para poner en valor los contenidos propios y los de su comunidad de usuarios en plataformas propias, al tiempo que disminuyen su dependencia de terceros. Es lo que denomina Nick Diakopoulus como “Plataforming the news”.

En este contexto se comprende el auge de la publicidad nativa, que puede convertirse en el “Caballo de Troya” de los medios que quieren explotar sus contenidos también en plataformas de terceros, principalmente en las redes sociales. Buzzfeed, Medium o QZ.com son algunos ejemplos de esta tendencia que previsiblemente se extenderá a muchos oros medios durante 2015.

La conjura contra los medios

descargaA pesar del esfuerzo que están haciendo los medios por sumarse a la transformación digital parece como si existiera una confabulación para que no acaben de despegar. Más allá de los muchos errores cometidos, es como si cada nueva innovación, cada nueva plataforma se convirtiera en una barrera o en un pesado lastre que se suma a los anteriores y que impide mejorar la cuenta de resultados.

móviles publicidadAunque todavía se encuentran inmersos en su particular travesía del desierto, tanto por causas propias como ajenas, parecía que los medios empezaban a encontrar una cierta zona de confort. Pero el imparable auge de dispositivos móviles ha puesto de manifiesto nuevos retos cuyas consecuencias para el modelo de negocio pueden ser muy perjudiciales a corto plazo.

Comienza a ser un tanto irritante escuchar por enésima vez que el próximo año será el del despegue de la publicidad en los móviles. Las previsiones generalizadas no pueden ser más halagüeñas, según un reciente estudio de Business Intelligence se prevé que la inversión publicitaria en movilidad en los Estados Unidos superará los 42.000 millones de dólares en 2018, con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 43%. Sin embargo, la realidad es que, a día de hoy, sigue existiendo una gran disparidad entre el tiempo que lo usuarios pasan con sus dispositivos y la inversión publicitaria que representa, contradiciendo claramente la teoría de la economía de la atención.

No vamos a insistir en la importancia de la movilidad y en el proceso transformador que conlleva, pero conviene analizar los problemas a los que se enfrentan los medios on line tradicionales ante esta nueva realidad.mobile Como sucedió con la llegada de la web, los medios han intentado trasponer al móvil lo que hacían online, con resultados dispares. Tras años de profundos cambios y en pleno intento por trasformarse hacia el negocio digital, la movilidad está haciendo replantearse, de nuevo, el camino recorrido hasta la fecha. Incluso “medios líquidos” como QZ.com o Medium, pensados por y para la web, han tenido que llevar a cabo cambios de diseño, que afectan también a la publicidad, para dar respuesta a los hábitos de consumo de los usuarios en smartphones y tabletas. Estos cambios, que se pueden llevar a cabo de una forma más o menos sencilla en los medios de reciente creación, son de gran trascendencia y complejidad para las cabeceras online tradicionales.

En primer lugar hay que considerar los problemas para la medición de audiencias online. Si complicado fue llegar a un cierto consenso dentro del sector para la medición web, los problemas técnicos y conceptuales que conlleva la movilidad no lo hacen más fácil, con evidentes y acuciantes implicaciones para el sector de medios. La falta de datos consensuado está provocando que las marcas sigan sin confiar plenamente y que se mantengan a la espera de ver cómo evolucionan antes de destinar más inversión en movilidad. Esta situación acarrea que algunos medios tengan que paralizar el lanzamiento de productos y servicios en movilidad por la falta de ingresos. La dificultad de medir las audiencias en los diferentes dispositivos ha venido a dificultar el ya de por sí complejo panorama de la analítica.

Por otra parte, el desarrollo de la publicidad en movilidad es muy reciente. En este sentido queda mucho por mejorar en formatos publicitarios, si bien es cierto que poco a poco están apareciendo soluciones innovadoras que antes o después obtendrán resultados.

Pero, sin duda, uno de los debates más relevantes a los que se enfrentan muchos medios es la de dar respuesta a la necesidad de adaptar sus sitios a diseño responsive. Aunque pudiera parecer una discusión más centrada en ámbitos técnicos o de diseño, lo que verdaderamente subyace son aspectos puramente de negocio. El diseño responsive, que para otros sectores aporta más ventajas que dificultades, para los medios se convierte en un nuevo reto ya que lleva consigo una perdida significativa de posiciones publicitarias, lo que representa una disminución inmediata de ingresos que podría variar entre un 10 y un 20%. A esto hay que sumar la paulatina disminución del tráfico a la home -debido a los cambios en los hábitos de consumo de contenidos que obedece al auge de las redes sociales- que afectará a su comercialización tanto en web como en móvil.

Una vez más, un avance técnico enfrenta a diferentes intereses dentro de la organización. En esta ocasión, entre los departamentos editoriales que observan una creciente demanda de contenidos que se adapten a las pantallas de menor tamaño y el departamento comercial que ve peligrar los ingresos conseguidos con esfuerzo.

Par revertir este proceso, los medios tendrán que apostar por la innovación en formatos y, lo que es más importante, convencer a los anunciantes para que apuesten por el móvil y hagan posible que el 2015 sea realmente el año mobile.

“Kindle Post” ¿el Spotify de la noticias?

KIndle postA estas alturas resulta difícil decir algo nuevo sobre la noticia del verano, la compra del Washington Post, tal es el número de análisis y especulaciones que se han hecho desde que se conociera la noticia. Y no es para menos ya que puede marcar un punto de inflexión en el sector de los medios.

Evidentemente pocos conocen realmente las intenciones de Bezos para el Washington Post, pero a nadie, ni a los medios, tan necesitados de encontrar una luz que les saque del túnel, ni a las empresas de Internet, sumidas en una constante guerra por el liderazgo, deja indiferente. Es una acción cuyo alcance real se materializará, con toda probabilidad, a medio plazo.  Pero nuestra función es especular sobre el verdadero impacto de la compra. Ni siquiera la fusión entre Omnicom y Publicis, en principio de mayor calado e impacto económico, ha tenido la repercusión mediática que la noticia de  la compra del Washington Post. Aunque la operación la ha hecho Bezos a título personal es imposible realizar cualquier análisis sin meter  en la ecuación a Amazon.

Evidentemente no sabemos a ciencia cierta con qué intenciones Bezos ha comprado una cabecera de indiscutible significado en el imaginario del mundo de la información del siglo pasado, pero sería un tanto inocente pensar que  uno de los empresarios más relevantes de la economía digital no tenga ideado ya cómo encajar su nuevo juguete en el ecosistema digital que ha ido entretejiendo y que le ha hecho uno de los hombres más influyentes del mundo.

Los cambios más disruptivos en los negocios digitales se han llevado a cabo por nuevos entrantes, ajenos casi siempre al sector en cuestión, como sucedió con la música o con los móviles. Los medios en plena crisis de identidad y de modelo ven en la operación un respiro o una última tabla de salvación a la que agarrarse.  Algunos quieren ver en Bezos al Jobs de los medios de comunicación, veremos.

Puestos a especular, ¿qué aportaría el Washington a Amazon? Los defensores del periodismo de “toda la vida” sostienen que Bezos ha comprado la cabecera, a pesar de que habría podido comprar otras redacciones mucho más baratas o que por un precio similar podría haber creado una redacción de “estrellas” incluso más potente que la del Post.  Según éstos Bezos estaría apostando por el periodismo tradicional. Sin duda el poder (actual) de la cabecera tiene un impacto mediático y sentimental incluso para el propio Bezos que habría podido influir en la decisión, pero es poco probable que haya comprado la marca Washington Post por lo que ha representado en el pasado y no por lo que le pueda ofrecer en el futuro a medio y largo plazo. Pensemos en nuevas generaciones de usuarios y en mercados emergentes como India, China, Brasil, etc., parece difícil imaginarse que la marca Washington levante pasiones como servicio global de noticias.

Sin embargo, es más fácil visualizar el “Kindle Post” como un canal de noticias asociado al ecosistema digital de Amazon. Si analizamos el modelo Kindle, éste no se basa ni el paywall ni en los micropagos, sino que se sustenta en la transformación de “productos a servicios” mediante la puesta en marcha de una tarifa plana, nada nuevo para Amazon que ya lo hace con Free Time. La compra e integración a medio plazo del Washington Post en el mundo Kindle podría significar la mayor apuesta hasta la fecha por convertir las noticias en servicios. Lo que antes ya hicieron Spotify con la música o la propia Amazon con los libros, una transformación radical de los medios orientándose a servicios, participando del flujo de información. “Kindle Post” podría, por tanto, aspirar a ser un competidor de Reuters, Blommberg o de Yahoo news, en definitiva, convertir el acceso a noticias en un servicio. 

Mientras los profesionales de los medios se han pasado una década buscando como trasplantar su modelo de negocio tradicional al online y discutiendo si los blogs eran periodismo o si las nuevas redacciones deberían ser integradas o desintegradas, las empresas de internet se apoderaban del canal de distribución a través de los dispositivos y las plataformas, la piedra angular de la cadena de valor en la era digital y, por tanto, del negocio dejando a los medios como un eslabón más. Éstos han pasado de controlar toda la cadena de valor en el mundo off line a ser el eslabón débil de la cadena digital.

Mientras los periódicos tradicionales trasmiten una visión del mundo propia de un modelo basado en la “escasez”, lo que hemos venido a denominar como los nuevos medios líquidos nacidos en un modelo de sobreabundancia se sustentarán en un flujo (stream) de información. Por eso a medio plazo es más probable que Bezos esté pensando en un servicio de información como el “Kindle Post” que en el nuevo “Washington-Amazon”

4G: truco o trato

wif vs 4GHay veces que un viaje, además de una experiencia personal, te permite reinterpretar y visualizar aspectos de mayor profundidad. Me ha ocurrido con mi reciente estancia en Bogotá, una ciudad que vive un momento de ebullición económica y tecnológica sin precedentes.

En la nueva economía global, en la que en mayor o menor medida participamos,  la principal necesidad es la conexión. Siendo muy importantes, ni siquiera los dispositivos son tan relevantes como la necesidad de estar conectados. Y es ahí donde te das cuenta de la importancia del momento en el que nos encontramos. Volviendo a mi experiencia personal, las telecos son incapaces de ofrecerte de forma fácil y sencilla la conexión global. Las dificultades burocráticas que encierra tener dos tarjetas SIM del mismo operador para que la factura de datos no te desangre son una muestra de la ineficiencia del modelo de los grandes operadores. Esta pequeña anécdota personal, que sufren miles de usuarios, me ha servido para dar forma a mi opinión  en torno al lanzamiento a bombo y platillo de la tecnología 4G.

Tras haber leído y analizado sobre el tema me planteo si la apuesta por el 4G no es una estrategia de gran riesgo para las operadoras. Una estrategia inspirada, una vez más, en un modelo industrial, basado en el control de la red y pensado desde la oferta y no desde la demanda. Y precisamente mi reciente viaje,  a riesgo de equivocarme, me reafirma en esta convicción.  Evidentemente la evolución a redes 4G es un avance tecnológico increíble que permite grandes velocidades y un servicio de mayor calidad, más aún con el paulatino colapso de las redes 3G. Pero la cuestión no es tanto tecnológica como de negocio y, por tanto, de dar respuesta a las necesidades del usuario. Es decir, ¿es la 4G la solución a lo que demandan  los usuarios? mi opinión es que no.

Nuevamente nos encontramos ante la apuesta de los grandes operadores, sustentada en las infraestructuras, en un modelo de arriba a a abajo que requiere de fortísimas inversiones para el despliegue de red y un gasto inmenso en publicidad para darlo a conocer. Hemos aprendido que el avance tecnológico no es lineal y no tiene por qué coincidir con las demandas  de los usuarios. Un dato revelador, el 70% de usuarios se decantan por el acceso WiFi con el móvil, tanto en el hogar como fuera del domicilio.

Y ¿qué tiene que ver todo esto con Bogotá?,  la respuesta nuevamente tiene que ver con mi experiencia personal durante los últimos viajes a la ciudad. Curiosamente debido a un desarrollo hasta la fecha poco evolucionado de las redes móviles,  la ciudad dispone de una más que aceptable cobertura WiFi. De forma no planificada, a día de hoy, se dispone de una “red de redes” wifi tanto públicas como privadas que permiten una cobertura casi plena en la zona financiera y comercial de la ciudad. Desde el aeropuerto, pasando por espacio públicos como plazas y edificios, unido a la iniciativa privada en centros comerciales o universidades y un elevadísimo porcentaje de bares y restaurantes permiten ir saltando de WiFi en WiFi con la percepción de disponer de lo que casi llamaríamos  un “roaming WIFI virtual”.  Es más, si los taxis de la ciudad ofrecieran servicio WiFi,  sería posible estar “always on” sin necesidad de un contrato con un operador móvil.

La apuesta estratégica de los operadores y empresas de infraestructuras por la tecnología 4G esconde ir acabando con el actual modelo tarifario basado en tarifas planas de datos, poco rentable para un mercado maduro. Los operadores  se encuentran de nuevo ante el dilema del prisionero: cómo dejar de ser una utility comportándose como tal. 

 

 

Medios líquidos: el cambio de estado de los medios

medios liquidosLa semana pasada se celebró en Santander el curso de verano “Nuevos medios, nuevas oportunidades: informar y comunicar en la sociedad 2.0” organizado por la Asociación de la Prensa de Cantabria. Mi ponencia titulada “Medios líquidos para tiempos de cambio” pretendía, a partir de la teoría de Bauman sobre la sociedad líquida, reinterpretar la transformación que están experimentando la industria de medios como un cambio de estado físico, de un modelo sólido y estructurado al actual panorama  más complejo e incierto.

[iframe src=”http://www.slideshare.net/slideshow/embed_code/23646504″ width=”427″ height=”356″]

 
El “cambio de estado” afecta a todas y cada una de los eslabones que constituyen la cadena de valor de la información:

 

Las instituciones

  • Internet es un cisne negro que lo ha transformado todo, ya nada es como era
  • Nuestro conocimiento del pasado no sirve para interpretar el futuro
  • Asistimos a la desintegración del modelo de instituciones periodísticas.
  • Hasta ahora las instituciones periodísticas eran un negocio con cierta vocación de servicio público
  • Si Google despidiera de forma sistemática a ingenieros desaparecería en poco tiempo, ¿por qué los medios despiden a sus “ingenieros de la información”?
  • La desaparición de las instituciones cambia el modelo de organización de los periodistas

El negocio digital

La información

  • Redes: la información como stream
  • Quartz es actualmente el referente de la streamificación de la información
  • La nueva era de los agregadores inteligentes es la manifestación de la evolución de la información de productos a servicios
  • En entorno líquidos la información  fluye hacia donde exista menos resistencia

Los profesionales

  • En los entornos líquidos hay que aprender a convivir con la incertidumbre
  • Se puede hacer periodismo sin medios, pero no se puede hacer sin periodistas
  • De la integración de redacciones a las #REDacciones
  • Los medios líquidos no significa “evaporar a los periodistas”