Bienvenidos a la era post-PC

Un año más se ha celebrado en Barcelona el Mobile World Congress la feria internacional más importante sobre el, cada vez más complejo y diverso, “mundo en movilidad”. Diverso porque la convergencia durante los dos últimos años en el sector ha sido tan rápida que los teléfonos móviles son sólo una parte de la industria móvil, ya que los teléfonos inteligentes, ereaders, tabletas, consolas… son cada vez más relevantes en el nuevo ecosistema de dispositivos “móviles”. Y complejo porque, al igual que sucediera con Internet, los nuevos servicios están desplazando a los modelos de negocio, desde las operadoras, a las plataformas o a los proveedores de servicios.

Las previsiones del sector presentan números sorprendentes. Según un reciente estudio de Forrester, en el año 2016 las ventas anuales de smartphone superarán los 1.000 millones de dispositivos y el mercado de aplicaciones los 55.000 millones de dólares. Otro dato revelador es que el tráfico móvil de datos del pasado año fue ya ocho veces el equivalente al tamaño que tenía todo Internet en el año 2000. Los augurios que realizábamos al comienzo de la década al asegurar que el futuro del acceso a Internet sería móvil son ya una realidad.

Durante más de 30 años el PC ha sido el rey indiscutible de la computación en el ámbito profesional y en el personal. Pero la llegada de los smarphone y de las tabletas han acabado con su hegemonía. Según la consultora Morgan Stanley, el pasado 2011 la suma de estos dos superó el número de PCs y la tendencia parece imparable, en 2020 el número de dispositivos móviles conectados podría sobrepasar los 10.000 millones. A tenor de estos datos parece que es el único sector inerme a la crisis

Al tiempo que su número crece, los nuevos dispositivos conectados a Internet están creando un nuevo modelo económico “en la nube”, vinculado al acceso y a los servicios de valor añadido. Mientras, continúa la búsqueda del modelo definitivo de negocio en la web, la era postPc vislumbra nuevas posibilidades y grandes expectativas en la nueva “economía de la nube” basada, en gran medida, en el conocimiento que tienen del usuario a partir del análisis de sus datos.

A través de los dispositivos móviles, las empresas acceden a una inmensa cantidad de datos que, debidamente analizados, pueden ofrecer nuevas posibilidades de negocio. Desde su localización, a los hábitos de navegación y consumo, pasando por sus contactos. Gran parte de la identidad digital puede estar, si se quiere, al alcance de las empresas. Esta información, bien explotada, ofrece un potencial comercial sin limites, salvo aquellos que el usuario y la legislación puedan marcar, y siempre y cuando las empresas actúen transparentemente.

El poder de las empresas puede ser inmenso, el 90% del mercado de las plataformas móviles en los EEUU estará dominado por Apple, Google y Microsoft, pero el poder de los usuarios y de los legisladores también debería serlo. El desarrollo de la nueva economía digital, basada en el tratamiento de los datos, lleva consigo una nueva conceptualización del modelo de privacidad tal y como se entendía hasta la fecha. La capacidad de las empresas y organizaciones para generar confianza y conseguir que el usuario ceda los datos que considere oportuno, a cambio de obtener servicios o productos de valor, será la clave del éxito o del fracaso. Éste es, sin duda, uno de los retos de futuro más importantes: el equilibrio entre privacidad y negocio.

Bienvenidos a la era post-PC, la era de los datos.

3 opiniones en “Bienvenidos a la era post-PC”

  1. Bueno, imagino que este post lo habrás escrito desde un pc, casi con toda seguridad… Llamarlo era post-pc para mi suena mucho a publicidad americana, o a smoke-selling.. Yo pienso que lo que ocurre es que ahora hay muchos más dispositivos que conviven con el pc, pero no lo anulan. Si te paras a pensar, el pc es el invento mejor parido porque desde hace más de 20 años no ha cambiado su funcionalidad, es decir, sigue constando de los mismos elementos (cpu, teclado, raton, monitor). Se trata de sumar, creo que no habrá ningun otro dispositivo más versátil que el pc en muchos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *