Apple en su jardín

Va camino de ser una costumbre que Apple y Google se conviertan en los protagonista del Mobile World Congress. Paradójicamente, en la semana en la que fabricantes y operadores echan el resto en stands, fiestas, ruedas de prensa y demás acciones de relaciones públicas, las noticias más relevantes tienen como principales actores a dos empresas que apenas tiene presencia en la feria. Cosas del marketing 2.0 y de su demostrada habilidad para liderar la agenda informativa.

Las recientes noticias publicadas por ambas empresas evidencian la creciente divergencia estratégica entre las dos y dan muestras de la “encarnizada” batalla en la que se hallan inmersas. Por una parte, Google parece decidida a dejar atrás su annus horribilis y apuesta por una nueva estrategia más conciliadora, tanto hacia los creadores de contenidos como  hacia los operadores de telecos. La empresa ha aprovechado la semana del MWC para acercar, aparentemente, posiciones con los operadores de telecomunicaciones, al tiempo que hacía público mundialmente el lanzamiento de One Pass, la plataforma que permitirá sistemas de suscripción para los contenidos digitales. La iniciativa cuenta con la colaboración de grupos de media como Axel Springer o Prisa (grupo al que pertenezco). La plataforma permitirá a estos controlar completamente qué y cómo quieren cobrar.

Cuánto ha cambiado el escenario de los medios en apenas un año. Algunos, intentando escapar de las garras de Google, creyeron ver en el iPad la solución a todos sus problemas. Durante este año el idilio entre los medios y Apple ha sido total.  Hasta hace un par de semanas, el modelo de suscripción de Apple era, por su sencillez y reparto equilibrado, muy favorable para los editores; sin embargo, el repentino cambio de estrategia en el modelo de suscripción, que obliga a que cualquier transacción que se realice dentro de las aplicaciones deba efectuarse a través de iTunes, ha encendido todas las alarmas entre la industria de medios. Con el nuevo modelo Apple se llevaría el correspondiente 30% de cualquier operación que se haga en su plataforma, al tiempo que controlaría todos los datos de los suscriptores. Curiosamente una vuelta al modelo de “jardín vallado” que impusieron las operadores de telecos durante años y que en gran medida dinamitó la llegada del iPhone de Apple. ¿Ironías del destino?

6 opiniones en “Apple en su jardín”

  1. Zaska, no sé a cuantas ferias has ido, ni cuanto sabes sobre ellas, pero el lugar en el que estaba el ‘despliegue’ de Google, tobogán incluido, y en el que te presentaban la app de CNN como gran novedad, era probablemente el peor de toda la Fira. Escondido en una esquina. Es el sitio reservado a los que nunca van.
    Eso sí, daban pins. Gran aportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *