2018, un año crucial para el futuro de la Red

Articulo publicado previamente en El País

2018 se presenta como un año de vital importancia para el futuro de la red tal y como la entendemos hasta la fecha. Un año en el que la legislación tanto en EEUU como en Europa, aunque por motivos diferentes, pueden abrir las puertas a un cambio de rumbo.

1. Neutralidad de Red

Se despide 2017 con la derogación por parte de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC en sus siglas en Ley) de la norma que regulaba la denominada Neutralidad de la Red (Net Neutrality). De esta forma se abre un nuevo escenario que, a día de hoy, afecta principalmente a los EEUU pero que a medio plazo puede tener efectos en el ámbito mundial.  Básicamente, la neutralidad de Red ha evitado, al menos sobre el papel, que se puedan discriminar unos servicios frente a otros, al mismo tiempo que se ha erigido como uno de los pilares del crecimiento exponencial de nuevos servicios y, por tanto, del desarrollo de Internet.

Los críticos con la NN han argumentado tradicionalmente que ésta supone un freno para el sector de los proveedores de Internet y, consecuentemente, para las inversiones en infraestructuras de red. Lo cierto es que el actual mercado de acceso a Internet en los EEUU supera, según Ibisword, los104.000 millones de dólares, lo que significa un crecimiento anual del 4,8% entre los años 2012 y 2017.

La nueva regulación normativa puede que no sea la muerte inmediata de Internet pero es, sin duda, un paso más hacia un cambio de modelo cuyas consecuencias imprevistas empezaran a sentirse durante 2018 e incidirán principalmente en los nuevos entrantes.

2. La ePrivicy

En el ámbito europeo donde la neutralidad de Red, al menos de momento, parece protegida el foco legislativo se centrará durante 2018 en la protección de datos. Tras la aprobación de la “General Data Protection Regulation (GDRP) la Comisión Europea ha presentado una propuesta para un nuevo Reglamento de privacidad electrónica (e-privacy) que entrará en vigor conjuntamente con la GDRP y que será de aplicación para todos los datos relacionados con las comunicaciones electrónicas. El principal cambio frente a la situación actual reside en que se requerirá un consentimiento más estricto del usuario, lo que afectará principalmente a la publicidad digital en todo lo que se refiere a la captación y tratamiento de datos. En el nuevo marco de la ePrivicy el consentimiento tendrá que realizarse a través del navegador “mediante una declaración o una clara acción afirmativa”, lo que supondrá una implicación activa del usuario para la descarga de cada cookie proveniente tanto del soporte como de otras terceras partes: anunciantes, redes, etc . Aunque habrá que ver cómo queda finamente su desarrollo, el nuevo reglamento puede suponer un cambio de paradigma para el sector publicitario digital que en nuestro país representó en 2016, según datos de IAB, más de 1.565 millones de dólares.

3. Redes 5G

En España, en el campo de las infraestructuras, se dará el pistoletazo de salida a la nueva generación de redes móviles: la 5G. Aunque es previsible que el despliegue comercial no llegue hasta 2020, durante el próximo año será, sin duda, uno de los protagonistas de la agenda digital. España es el tercer país en la UE, junto a Alemania y Reino Unido, en lanzar un Plan Nacional 5G. En él se detalla la hoja de ruta y el primer hito será la licitación durante 2018 de las licencias de frecuencias para 5G (3,6 GHz y 1,5 GHz).

La tecnología 5G permitirá que las transmisiones a través de redes móviles se efectúen a velocidades de 10 gigabits, según los expertos y, lo que es más importante, latencias inferiores a los 5 milisegundos. La latencia es el tiempo de respuesta entre la solicitud y la recepción de los datos. Por ello las redes 5G supondrán un impulso para el desarrollo de nuevos servicios que requieran mas velocidad y menor latencia, como pueden ser los coches conectados, videojuegos y ocio online y sobre todo la Internet de las cosas (IoT)

Se prevé que el impacto de la denomina ‘5G economy’ pueda alcanzar en 2035, según un estudio impulsado por Qualcom, los 12.300 billones de dólares (millones de millones) de los cuales una parte importante, en torno al 20%, es decir unos 2.400 billones de dólares, corresponderán a los diferentes agentes que formarán la cadena de valor del sector de la automoción.

4. Servicios basados en BLOCK CHAIN

Como ha sucedido históricamente hasta su consolidación, las tecnologías más disruptivas pasan por una primera fase de auge en forma de burbuja y su posterior estallido. Es previsible que durante 2018 asistamos al estallido del bitcoin. Sn embargo, la tecnología sobre el que se basa la criptomoneda más conocida hasta la fecha, el blockchain, parece llamada a revolucionar buena parte de los servicios digitales. El precedente con mas similitudes es el de Napster, el servicio pionero en el intercambio de música que popularizo y fomentó las redes de intercambio entre pares (p2p) una tecnología fundamental hoy en día para multitud de servicios y aplicaciones podríamos decir que Bitcoin es a lo que Napster fue para las redes P2P. Es mas, el bitcoin y otros servicios basados en blockchain son posible gracias a los modelos de intercambio de las redes P2P.

Se espera que el mercado vinculado a tecnología de cadenas de bloques crezca exponencialmente durante los próximos años. Las estimaciones prevén que de los actuales 339,5 que representa el mercado global actual se pueda llegar a superar los 2.300 millones de dólares en 2021.

5. Combate contra fraude publicitario

La llegada de la publicidad programática está alterando rápidamente el complejo ecosistema de la publicidad digital. En plena transformación del sector por una parte los anunciantes demandan un ecosistema mas eficiente y seguro en el que tengan la certeza de que sus anuncios sean realmente visibles, y que además estén en un entono y un contexto apropiado (brand safety).

Por su parte los soportes requieren una mayor transparencia y reducir el creciente fraude ligado al auge de la programática y la irrupción de infinidad de nuevos intermediarios. Un estudio realizado en EEUU entre 16 de los principales editores que realizan venta programática tanto en display como en vídeo entre los que se encuentran The New York Times, The Washington Post yo Business Insider y con la participación de plataformas tecnológicas como Google, Amobee y Quantcast estima que los editores pierden diariamente 3,5 millones de dólares por fraude, lo que equivale a 127.000 millones al año.

Por todo ello, 2018 se presenta como un año trascendental para la reorganización a escala global del sector publicitario digital en la que todos los agentes; agencias, anunciantes, tecnológicas y soportes tienen que apostar por una mayor colaboración de cara a impulsar un modelo más transparente y seguro.

6. Diversificación de ingresos

En lo que respecta a los medios de comunicación, siguen sumidos en su particular e incierta búsqueda por un modelo de negocio viable y sostenible en el tiempo. La caída de los ingresos por publicidad impresa y el lento incremento de la digital esta acelerando la necesidad de diversificar las vías de ingresos. El comercio electrónico, la venta de contenidos y tecnología a terceros, la puesta en marcha de eventos, o de compañía de marketing digital son algunas de las iniciativas mas extendidas.

Parece que en que 2018 se consolidará la tendencia del pago por la información, través de cualquiera de las modalidades disponibles suscripción, paywalls, micropagos o membresía. aunque existen ya algunas iniciativas de carácter testimonial,  es razonable que durante 2018 se extendida entre los medios españoles tanto entre las cabeceras tradicionales como entre algunas nativas digitales iniciativas orientadas a rentabilizar sus anunciantes a través del pago.

The New York times se ha consolidado como el medio de referencia con su modelos de pago, que representa ya más del 20 por ciento de sus ingresos. Según datos de la compañía durante el tercer trimestre de 2017 aumentó su número de suscriptores digitales hasta los casi 2,5 millones, un aumento del 59 por ciento con respecto al año anterior. Por su parte The Guardian finaliza el año superando los 800.000 lectores que le apoyan económicamente de forma directa. De los cuales 500.000 son suscriptores o miembros de su programa de membresía, mientras que los otros 300.000 lectores lo hacen a través de donaciones. De esta manera, y sin necesidad de levantar un muro de pago, el periódico británico ya recibe más ingresos por pago directo de los lectores que por la publicidad6

7. eSports y Realidad Virtual

Los ‘electronic sports’ o ‘eSports’ son la versión competitiva de los videojuegos, en la que sos jugadores compiten en eventos o torneos de de diferentes categorías, nacionales e internacionales. Tal ha sido tal su crecimiento que el COI los ha pasado considerar durante 2017 como “actividad deportiva”.

De acuerdo con datos de Statista, se estima que el mercado de eSports se aproximará a los 1.500 millones de euros en 2020, los ingresos vinculados a los eSports provienen de diferentes fuentes como las apuestas, premios y torneos, pero la parte mas importante corresponden a la publicidad y el patrocinio que generaron casi 661 millones de dólares en 2016. Muchas grandes marcas se han sentido atraídas por su potencial para llegara a las audiencias más jóvenes. Durante 2018 la gran novedad y el gran impulso para el sector de los eSports sera la convergencia con la Realidad virtual, tecnología que ofrecerá un nueva dimensión al mundo de los videos juegos en su conjunto pudiéndose alcanzar en 2025 los 45.090 millones de dólares

8. Pugna por los derechos audiovisuales deportivos

2017 se ha caracterizado por la apuesta de las grandes plataformas tecnológicas por la TV y los contenidos audiovisuales, habiendo efectuado grandes desembolsos en la producción de contenidos propios. El año que ahora comienza el foco recaerá en la puja por los derechos deportivos. De hecho algunas plataformas llevan cierto tiempo explorando los contenidos deportivos en directos, uno de los pocos mercados que aún les queda por explorar y con mayor potencia económico. Amazon por ejemplo dispone de los derechos de emisión de los torneos de tenis de la ATP para Reino Unido,, Twitter consiguió en 2016 los derechos digitales para los partidos de los jueves de la National Football League (NFL).

La irrupción de las telcos disparó el mercado de derechos deportivos. Sky y British Telecom (BT) pagaron 5.600 millones de euros para obtener los derechos de difusión por tres temporadas de los partidos de la  la Premier League. La llegada de las plataformas tecnológicas podría desbordar cualquier previsión. Además durante 2018 se celebrar el Mundial de futbol de Rusia, acontecimiento que impulsar la renovación de terminales, principalmente TV conectadas, un factor más a tener en cuenta en la imparable transformación que se avecina al sector del audiovisual.

También durante el 2018 s continuarán debates ya iniciados y cuya soluciones no parecen próximas como es el impacto del la robótica y la inteligencia artificial y la robótica en el futuro del trabajo. Además y como años anteriores, surgirán nuevos ámbitos y novedades tecnológicas no previstas. la incertidumbre sigue siendo s el principal sino el los tiempos de cambio.